CCOO se suma a las críticas de Galiza Nova y NNXX y censura las "irregularidades" de la Asamblea del Consello da Xuventude

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 (EUROPA PRESS) El sindicato Comisiones Obreras (CC.OO) denunció hoy las "irregularidades" registradas ayer durante la constitución de la 40 Asamblea del Consello da Xuventude de Galicia y, de este modo, se suma a las críticas que hicieron por el mismo motivo tanto Galiza Nova como Novas Xeracións (NN.XX) --organizaciones juveniles del BNG y del PPdeG, respectivamente--. A través de un comunicado, CC.OO. aseguró que la principal irregularidad detectada por se produjo en la mesa de acreditaciones, que después de ser cerrada por cumplirse el horario establecido, fue abierta de nuevo por las "presiones" de miembros de las Xuventudes Socialistas para acreditar a dos personas y lograr, en consecuencia, el quórum necesario para la celebración de la Asamblea. Para la organización sindical, la vulneración de las normas establecidas en los estatutos del Consello deberá tener "consecuencias administrativas o de otro tipo". A mayores, apuntó que "no es la primera vez" que se cuestiona la gestión del órgano por parte de las Xuventudes Socialistas y, en concreto, recordó que en enero del 2008 ya denunció que la Comisión Permanente del Consello da Xuventude "pretendía dar carta de normalidad a una gestión antidemocrática". Así, indicó que el órgano de gestión del Consello da Xuventude de Galicia incumplió el artículo 18.1 del reglamento interno, que contempla la convocatoria de por lo menos dos asambleas al año, porque durante los años 2005 y 2006 no convocó ninguna y en el año 2007 solamente convocó una. También denunció que del Consello da Xuventude de Galicia forman parte "entidades fantasma, que no representan a nadie, no desarrollan ninguna actividad real y sólo sirven como apoyo para otras entidades afines" al organismo. En la jornada de ayer, Galiza Nova y los Comités universitarios --antiguos Caf y Cae-- denunciaron las irregularidades ocurridas hoy durante a 40 Asamblea del Consello da Xuventude de Galiza y acusaron a las Xuventudes del PSOE de provocar esta situación para seguir manteniendo el órgano como su "coto privado". En la misma línea, Novas Xeracións se mostró también "profundamente decepcionada" por el hecho de que el Consello da Xuventude se utilice como "un chiringuito familiar falto de democracia" en lugar de ser "el máximo representante del asociacionismo gallego".