El Gobierno de Navarra desarrolla un Modelo de Incorporación de la Igualdad de Género en las empresas

PAMPLONA, 20 (EUROPA PRESS) El Gobierno de Navarra, a través del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI), está desarrollando el Modelo para la Incorporación de Igualdad de Género en las empresas de Navarra (IGE), con el objetivo de dar respuesta a las inquietudes y necesidades suscitadas por las entidades ante la entrada en vigor de la Ley Foral 3/2007 para la Igualdad efectiva de hombre y mujeres. Actualmente se está llevando a cabo la fase de experimentación y a principios de 2010 comenzará a implantarse en las empresas. Esta ley obliga a todas las empresas con más de 250 empleados y en cuyo convenio colectivo así se recoja, a elaborar y aplicar un plan de igualdad, y junto con el I Plan de Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres de la Comunidad foral 2006-2010, establecen diferentes compromisos y objetivos para integrar esta materia en las organizaciones, según explicó hoy en rueda de prensa la consejera de Asuntos Sociales, Familia, Juventud y Deporte, María Isabel García Malo, acompañada por la directora gerente del Instituto Navarro para la Igualdad, Sara Ibarrola. Según explicó la consejera, el Modelo IGE surge como resultado de un conjunto de medidas para que el trabajo desarrollado por las empresas de Navarra "responda a procesos comunes, coherentes y coordinados, y a los que se les pueda realizar un seguimiento, siempre según la normativa vigente". Se trata, añadió García Malo, de un servicio gratuito para las empresas navarras "para dar respuesta a las inquietudes y a las necesidades que tienen en cuento a la incorporación de la igualdad". Sobre las empresas que ya han solicitado información sobre el modelo, recalcó que han sido "más de las previstas" y de todo tipo de sectores y tamaños. Afirmó asimismo, que Navarra es la primera comunidad en llevar a cabo una iniciativa de estas características, y que en próximas fechas tiene previsto reunirse con el Ministerio de Igualdad, ya que está "muy interesado en el modelo". En este sentido, dijo que constituye una "propuesta de trabajo para las empresas" y que en tiempos de crisis, este modelo puede servir "como guía para mirar el futuro desde otra vía". MODELO Los objetivos son proporcionar estándares de calidad para la incorporación de la Igualdad de Género en las empresas, hacer más accesible la aplicación de la Igualdad, a través de un modelo práctico y de fácil utilización y dotar de recursos para iniciar un proceso de mejora continua respecto a la igualdad de oportunidades. Además, se pretende proporcionar procedimientos y herramientas que hagan de la incorporación de la igualdad en las empresas un proceso sistemático y documentado. Y por último, el Modelo IGE persigue dotar de homogeneidad a los procesos de acompañamiento e incorporación de la igualdad de género en el ámbito empresarial. Por su parte, Sara Ibarrola se centró en enumerar los contenidos concretos y las fases del modelo, agrupándolos en cuatro. En lo que a contenido se refiere, por una parte, se hablaría de cómo elaborar y qué elementos tener en cuenta a la hora de realizar el diagnóstico previo a la elaboración del Plan de Igualdad de la empresa. En segundo lugar se encuentran los objetivos de trabajo y diseño del plan. En este sentido, el Modelo IGE establece criterios para priorizar las actuaciones que se van a desarrollar, medidas a incluir en el mismo, un modelo de planificación o una herramienta para hacer una evaluación de la viabilidad del programa. El tercer contenido tiene que ver con la implementación del plan. Para ello, el Modelo facilita fichas para poder recoger datos de seguimiento de su puesta en funcionamiento, modelos de informes y recomendaciones para incorporar la igualdad a la negociación colectiva. Finalmente, Ibarrola citó la forma de evaluar todo el proceso como el cuarto y último paso del Modelo IGE, que coincide con la fase de revisión. Aquí, el modelo aporta una plantilla con indicadores y pautas de seguimiento y evaluación, y un cuadro de priorización de las áreas susceptibles de mejora. Asimismo, además de los aspectos mencionados, el modelo también establece los plazos, las personas responsables, fija el presupuesto, la metodología y el sistema de trabajo para cada objetivo, así como los resultados obtenidos. Estos cuatro contenidos coinciden con las fases de elaboración del proceso de integración de la igualdad de género en las organizaciones. Así, se podría hablar de una primera fase de diseño del modelo, que finalizó el pasado mes de febrero, y que ha servido para proceder a la homologación del modelo y a poner en práctica una experiencia piloto de capacitación a empresas de consultoría. En segundo lugar, Ibarrola mencionó la fase de experimentación (en la que se encuentra actualmente), que se centra en ofrecer formación relacionada con todos los aspectos que giran en torno al Modelo IGE a doce empresas de consultoría, para que posteriormente apliquen el modelo en una empresa, como parte del período de capacitación. Período que se iniciará el próximo miércoles 25 de marzo, y se prolongará a lo largo de 8 meses. La tercera fase, la de validación y presentación del modelo definitivo, tiene que ver con ajustarlo e introducir las mejoras identificadas anteriormente. Es la fase previa a la presentación del Modelo IGE definitivo. Por último, cabe mencionar la fase de evaluación, donde se determinarán nuevas necesidades y aspectos de mejora que se irán incorporando en el modelo.