Juzgado número 2 de Moguer eleva una queja porque soporta "un volumen de trabajo cuatro veces mayor que en 2000"

MOGUER (HUELVA), 14 (EUROPA PRESS)

Las funcionarias del Juzgado de Primaria Instancia e Instrucción número 2 de Moguer (Huelva), que desempeñan sus funciones en la sección civil, han elevado una queja al delegado provincial de Justicia y Administraciones Públicas de la Junta de Andalucía, Enrique Gaviño, y al presidente de la Audiencia Provincial de Huelva, Jesús Sánchez Entralgo, porque soporta "un volumen de trabajo cuatro veces mayor que en el año 2000", con el objetivo de que "se ponga, de una vez, fin a esta situación desesperante".

Según explicaron las afectadas en un comunicado, el incremento de trabajo es "constante debido al aumento de la población tanto censada, como flotante y sus actividades económicas, sin que se haya ido adaptando progresivamente la plantilla a las nuevas necesidades".

Tras numerosas peticiones de jueces, secretarios y funcionarios a lo largo del tiempo, "se consiguió en el año 2006 que la plantilla, formada hasta entonces por un gestor y un tramitador, pasara a ser la que se mantiene hasta hoy, es decir un gestor y dos tramitadores por sección", algo que calificaron como "insuficiente".

Según las comparaciones, realizadas por las afectadas, sobre la carga de trabajo de los Juzgados de Primera Instancia de Huelva y Sevilla, se puede comprobar que "por persona, es claramente mayor, por lo que vienen siendo objeto de discriminación frente a otros profesionales de la justicia".

En cuanto a las instalaciones de los juzgados, destacaron que los despachos "tienen dimensiones tan escasas, que se hace muy difícil la concentración, lo que repercute negativamente en el desarrollo de la actividad del funcionario", así como "las precarias condiciones de los juzgados en medios materiales, obstaculizan la labor del funcionario, por ejemplo, la escasez de armarios donde colocar los expedientes hacen que éstos estén tan condensados que dificultan su colocación y acceso".

Del mismo modo, señalaron que el trabajo "se va acumulando y cuando se produce una baja o cualquier tipo de excedencia, permiso o ausencia reglamentada, la petición de que sea cubierta por otra persona se tramita sólo cuando ésta tenga una previsión de duración mínima de un mes, quedando su trabajo como carga añadida del compañero, que ya está desbordado", a lo que añadieron que las plantillas son "tan pequeñas, que cuando falta una persona, casi falta la mitad de los trabajadores.

No obstante, después de lo expuesto, las firmantes del comunicado elevado subrayaron a su vez que "se han esforzado al máximo, sometidas a mucho estrés y alargando sus horas de trabajo por encima del debido, con el único propósito de mantener la oficina con un funcionamiento fluido y prestar un servicio público adecuado, no optando por la fácil solución de participar en el próximo concurso de traslado, pero es imposible conseguirlo sin enfermar en el intento"

Por último, indicaron que "al no ser probable que en breve se revise la antigua Ley de Demarcación y planta judicial del año 1988, equipando a todos los juzgados con los mismos medios personales", entienden que sería una solución para Moguer "la creación del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 pero, comprendiendo que son tiempos difíciles, al menos si sería justo proporcionar a los funcionarios condiciones de trabajo y a los ciudadanos atenciones dignas y, de esta forma, hacer desaparecer las carencias y atascos incomprensiblemente aceptados por todos".