La Xunta aprueba la nueva estructura que reduce casi a la mitad los altos cargos

  • Santiago de Compostela, 21 abr (EFE).- El Consello de la Xunta ha aprobado hoy el Decreto que reduce en un 47 por ciento el número de altos cargos en la Administración, para dar cumplimiento al compromiso de "austeridad" proclamado por el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, durante la campaña electoral y su discurso de investidura.

Santiago de Compostela, 21 abr (EFE).- El Consello de la Xunta ha aprobado hoy el Decreto que reduce en un 47 por ciento el número de altos cargos en la Administración, para dar cumplimiento al compromiso de "austeridad" proclamado por el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, durante la campaña electoral y su discurso de investidura.

Así lo anunció el propio Núñez Feijóo al término del segundo Consello de la Xunta de esta semana, el primero en el que se adoptan acuerdos, en el que el Gobierno autonómico ha aprobado la "estructura orgánica completa", que reduce de 125 a 66 el número de centros directivos, esto es, direcciones generales, secretarías generales y delegados provinciales, entre otros.

Con esta nueva estructura, de la Presidencia de la Xunta pasan a depender directamente la Secretaría General para el Deporte, una nueva Secretaría General de Modernización y Tecnología, para modernizar todos los departamentos del Gobierno y la Secretaría General de Igualdad.

Núñez Feijóo indicó que la inclusión de una Secretaría General del Deporte en el organigrama de la Presidencia de la Xunta responde al compromiso de conceder "el mayor rango" a esta área, como dijo que era también el caso del departamento de Igualdad.

En cuanto a la Consellería de Presidencia, Administraciones Públicas y Justicia, pasará a tener siete direcciones generales, entre ellas una que aunará las anteriores Secretarías Generales de Relaciones Institucionales y de Relaciones Parlamentarias en una sola.

La Consellería de Hacienda tendrá las mismas competencias que la anterior, a las que unirá las de la Dirección General de Función Pública, para hacer de los 90.000 empleados públicos una "palanca de cambio solidaria contra la crisis".

La macro Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras asumirá las competencias de los departamentos anteriores de Política Territorial, Medio Ambiente y Vivienda, aunque el ente Puertos de Galicia pasará a depender de la nueva Consellería do Mar.

Además, la Agencia Gallega de Carreteras supondrá la desaparición de dos empresas públicas y una dirección general, aunque al igual que los ceses y los nombramientos, su aprobación se efectuará en otro Consello de la Xunta.

El departamento de Medio Rural incorpora a sus competencias la Dirección General de Conservación de la Naturaleza, así como la unión de Industrias Forestales a la Dirección General de Industrias Agropecuarias, para mostrar el compromiso con el sector de la madera, según dijo el presidente gallego.

La Consellería de Economía e Industria tendrá entre sus competencias todas las de Innovación e Industria más los instrumentos económicos del antiguo departamento de Economía, esto es, el Instituto Gallego de Promoción Económica y el XesGalicia, entre otros.

El departamento de Cultura recupera Turismo, con una Secretaría General, mientras que el de Educación lo hace con la Política Lingüística y una nueva Secretaría General de Universidades englobará a dos direcciones generales actuales.

La responsable de Trabajo y Bienestar tendrá las competencias de la antigua Vicepresidencia, con una nueva Secretaría General de Familia y Bienestar, mientras que Sanidad seguirá con la misma estructura y contará con un departamento de Sanidad Pública y Planificación.

A preguntas de los medios, el presidente gallego manifestó su intención de plantear al Gobierno central que apruebe un Plan Prever para la Automoción que otorgue un mínimo de 1.000 euros y un máximo de 1.500 euros a los compradores de un vehículo nuevo que entreguen a cambio uno usado con más de diez años.

Además, durante dos años, estarían exentos del impuesto de matriculación.

También se manifestó en contra del Plan del Gobierno para instalar parques eólicos marinos y recordó que ésa es la posición del Parlamento gallego, y la que él mantendrá.

En cuanto a la financiación autonómica, Núñez Feijóo señaló que tras reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lo hará con la vicepresidenta económica, Elena Salgado, con la que ya ha hablado, y con el vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves.