Activistas paraguayos exigen la expropiación de los bienes del ex dictador Stroessner

  • Asunción, 4 may (EFE).- Activistas paraguayos de derechos humanos protestaron hoy en Asunción para exigir la expropiación de los bienes del fallecido ex dictador Alfredo Stroessner, así como el enjuiciamiento del ex ministro Sabino Augusto Montanaro.

Activistas paraguayos exigen la expropiación de los bienes del ex dictador Stroessner

Activistas paraguayos exigen la expropiación de los bienes del ex dictador Stroessner

Asunción, 4 may (EFE).- Activistas paraguayos de derechos humanos protestaron hoy en Asunción para exigir la expropiación de los bienes del fallecido ex dictador Alfredo Stroessner, así como el enjuiciamiento del ex ministro Sabino Augusto Montanaro.

La manifestación, que contó además con la participación de perseguidos y familiares de desaparecidos durante la dictadura (1954-1989), se llevó a cabo ante una inconclusa residencia de uno de los hijos de Stroessner.

Martín Almada, Premio Nobel Alternativo de la Paz 2002 y quien fue recibido en audiencia por el presidente Fernando Lugo, dijo que el mandatario anunciará mañana los detalles sobre la conformación de una comisión especial que colectará sus reclamos.

La protesta se produjo tres días después de la inesperada llegada al país de Montanaro, de 86 años, tras permanecer asilado durante 20 años en Honduras.

Tras su arribo a Asunción y luego de ser sometido a un chequeo médico en un sanatorio privado, fue derivado bajo arresto al policlínico de la Policía Nacional, ante cuyo edificio permanecen en vigilia grupos de activistas que piden su encarcelamiento.

Montanaro fue ministro de Interior entre 1966 y 1989, la época más dura del régimen de Stroessner, y afronta en el país causas por torturas, apresamientos ilegales y desaparición forzada de personas.

Algunas de esas causas se enmarcan dentro de la Operación Cóndor, un sistema instaurado en los años 70 y 80 por los regímenes militares en el Cono Sur para reprimir a sus opositores más allá de las fronteras de cada país.

La Comisión de Verdad y Justicia, que se encargó de investigar las violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen de Stroessner, indicó en su conclusión divulgada el 28 de agosto de 2008 que al menos 59 personas fueron ejecutadas y otras 336 desaparecieron durante la dictadura.

Además, la Comisión situó en 128.076 el número de perseguidos a partir de 2.069 testimonios de supervivientes y familiares de desaparecidos.

Stroessner, tras ser derrocado durante el golpe militar del 2 y 3 de febrero de 1989, se asiló en Brasil, donde residió hasta su muerte, en agosto de 2006, a los 94 años.