ADIC registra una petición en el Parlamento para que se incorpore el lábaro a la simbología oficial de Cantabria

Podría acudir a la iniciativa legislativa popular porque "un Gobierno no puede vivir de espaldas a cómo se quiere simbolizar su ciudadanía" SANTANDER, 20 (EUROPA PRESS)

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) registró hoy en la Comisión de Peticiones del Parlamento regional una propuesta para que se incorpore el lábaro a la simbología oficial de Cantabria. Con esta medida, ADIC quiere recoger el "sentimiento popular", y, si no fuera aceptada, podría acudir a la iniciativa legislativa popular, ya que, en su opinión, "un Gobierno no puede vivir de espaldas a cómo se quiere simbolizar su propia ciudadanía".

Según manifestó en rueda de prensa el presidente de ADIC, Bernardo Colsa, el reconocimiento del lábaro "se tiene que hacer" porque en los últimos años se está produciendo un "fenómeno sociológico" en esta región, "sin paralelismo en Europa", como es la asunción "espontánea" de un símbolo no oficial, el lábaro, para representar la pertenencia a Cantabria.

Así, aseguró que los cántabros, "lejos de verse representados por la bandera de Cantabria", cuando quieren manifestarse como tales, lo hacen con el lábaro, y los representantes públicos "no pueden dar de lado" a este hecho, ya que, después de 30 años, la bandera de Cantabria "no ha calado lo suficiente".

Por ello, Colsa defendió que los gobernantes deben preguntarse "qué ha pasado en Cantabria en los últimos 30 años para que la simbología inicial sea aceptada, pero no representativa para un buen número de cántabros".

En este sentido, y en relación al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien dijo no querer "entrar en polémica" con la bandera regional, Colsa señaló que un hecho "cierto" es que "hay una corriente popular en Cantabria a la que no se puede dar la callada por respuesta". "Se está utilizando un símbolo por la ciudadanía para representarse y nosotros creemos que un gobernante tiene que hacer caso a lo que pasa en esa ciudadanía; otra cosa es plantearse una batalla de símbolos, que de ninguna manera vamos a hacer", declaró.

Por estos motivo, ADIC ha presentado la iniciativa en el Parlamento, para "dar respuesta a una corriente generalizada" que apoya este símbolo e incorporarlo oficialmente al acervo cántabro. Además, ha entregado una copia de la misma a los grupos parlamentarios PP, PSOE y PRC y al presidente del Parlamento, Miguel Ángel Palacio, y pretende reunirse con ellos dentro de dos semanas.

La asociación esperará a tener una respuesta de la Cámara, para la que Colsa no pudo precisar un plazo, y conocer los motivos por los que se acepta o se rechaza, aunque el presidente de ADIC subrayó que esta asociación "no parará", de forma que si la decisión es negativa se plantea acudir a la iniciativa legislativa popular y está dispuesto a recoger las 10.000 firmas necesarias.

Colsa recordó que ADIC apoyó en 1978 y "en aras del consenso" la actual bandera blanca y roja como símbolo identificativo de Cantabria, aunque "ponga en duda algunas justificaciones históricas", y, si bien continúa defendido que esta bandera es la que representa a la región, también reivindica el lábaro como representativo.

Tras referirse al "fuerte componente histórico" de este símbolo, que estuvo en la terna de posibles banderas y del que se tiene constancia de su existencia hace 2.000 años, Colsa subrayó su "componente identitario innegable" y afirmó que supone "un reconocimiento de la trascendencia histórica de Cantabria".

Para el presidente de ADIC, el uso del lábaro es "la muestra más palpable de la consolidación autonómica y como tal debe ser tratado y respetado".

PETICIÓN

En su petición al Parlamento, ADIC solicita "proceder a la incorporación" del lábaro al acervo simbólico de Cantabria "otorgándole un carácter oficial y regulando, en consecuencia, su uso". Dicha regulación "se ajustará a la figura legislativa que se establezca por parte de los grupos parlamentarios y no supondrá en ningún caso la sustitución de los actuales símbolos de autogobierno" regulados en el Estatuto de Autonomía.

Para avanzar en esta incorporación, ADIC adjunta una proposición no de ley "como elemento de trabajo" para establecer la correspondiente figura legislativa.