Alonso dice que no tienen "en el calendario" una moción contra Zapatero y que su "agotamiento" precipitará los comicios

Afirma que ahora "no se está negociando la Diputación de Álava" pero que "no tiene sentido" que el Territorio "se castigue sin cambio" BILBAO, 24 (EUROPA PRESS) El presidente del PP de Álava y portavoz adjunto de este partido en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, afirmó hoy que, en estos momentos, su partido "no tiene en el calendario" la presentación de una moción de censura contra José Luis Rodríguez Zapatero y cree que el "agotamiento" del Gobierno "precipitará una disolución del Parlamento y elecciones". En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, aseguró que en Euskadi existe una nueva mayoría y "esa nueva mayoría va a ser capaz de dar sustento a un nuevo Gobierno". En este sentido, indicó que las circunstancias de la "soledad" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no depende sólo de lo que pase en el País Vasco", sino que "su soledad tiene mucho que ver con el nivel de desorientación del gobierno que la estamos viendo estos días, su falta de propuestas y su falta de capacidad de liderazgo". El dirigente popular manifestó que se trata de cuestiones "que se pueden separar" y cree que van a poder tener, a pesar de las "diferencias", un margen de "encuentro" con los socialistas en el País Vasco "y en Madrid no". Alonso señaló que lo mismo que en Euskadi se puede llegar a un acuerdo, indicó que lo "razonable" sería "romper definitivamente" la política que ha habido estos años de "cordón sanitario y de aislamiento del PP a nivel nacional" y que el Gobierno buscara el apoyo de la oposición para afrontar "la grave situación española y la crisis económica". "Que buscara encuentros de fondo con el PP, pero no parece que esa sea la intención de Rodríguez Zapatero", apuntó. MOCIÓN DE CENSURA Por otra parte, preguntado por si el grupo del PP en el Congreso de los Diputados se plantea presentar una moción de censura contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que, en estos momentos, "no tienen en el calendario la presentación de una moción de censura". "Es verdad que este fue un asunto que fue tajantemente manifestado esta mañana por el presidente Rajoy y mi portavoz ayer no lo descartó, dijo todo se andará, pero, de momento, no vamos a presentar una moción de censura", señaló. Alonso indicó que es una decisión "compleja" y recordó que sólo se puede plantear una moción de censura en la legislatura, por lo que, a su juicio, "no hay que precipitarse". No obstante, aseguró que lo que "está claro" es que, si sigue el proceso de "descomposición" del Gobierno y de su "desorientación" y se sigue "agravando" la situación política y económica, "es cierto que los ciudadanos están esperando que se muestre con claridad una alternativa en España". El dirigente del PP manifestó que el calendario está marcado ahora por la constitución de los parlamento vascos y gallego y por las elecciones europeas. "Ahora tenemos un calendario político intenso y yo creo que, antes de que todas estas cuestiones se sustancien, no va a haber un movimiento así en el Congreso de los diputados", agregó. Alonso cree que el "agotamiento del Gobierno precipitará una disolución del Parlamento y elecciones". "Las circunstancias en las que se configuró este Parlamento por parte de los ciudadanos en las elecciones generales han cambiado mucho, han variado profundamente y yo no creo que estemos ya a esos juegos para buscar un gobierno de estabilidad, sino que, al final, si el Gobierno es incapaz de liderar el país, los ciudadanos son los que le dirán que tiene que marcharse, que tiene que disolver y convocar elecciones", señaló. En este sentido, afirmó que nos estamos "acercando mes a mes a un escenario de esas características" porque, en la actual situación, el Gobierno "no está preparado para superar este año". En relación a cómo quedaría la situación en Euskadi si Zapatero disuelve el Parlamento y convoca elecciones, Alonso recordó que ha conocido "épocas de entendimiento" entre el PP y el PSE en la diputación foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria y fueron capaces de "superar comicios electorales de carácter general y un enfrentamiento fuerte entre el PP y el PSOE a nivel nacional". "No es fácil, pero yo creo que se puede procurar separar las cuestiones, separar la estabilidad de unas instituciones determinadas con la legítima lucha de los partidos políticas en unas elecciones", aseguró. Por otra parte, Alonso señaló que todavía no se ha cerrado ningún acuerdo con el PSE-EE y se está en el periodo de negociaciones. Preguntado por si se ha abordado en este proceso de negociador el tema de la Diputación de Álava, indicó que "se ha hablado de todo", pero "ahora mismo no se está negociando la Diputación de Álava". "Nosotros estamos negociando un acuerdo de bases, de contenido político y eso instala en el país una nueva lógica y, por tanto, esa nueva lógica tiene sus coherencias a futuro y es evidente que la lógica lo que quiere es impulsar un cambio político", señaló. En este sentido, manifestó que "lo que no tiene sentido", desde el punto de vista del PP y "mucho más" desde el PP de Álava, es que "aquel Territorio que más fuerte ha apostado por el cambio que es el territorio alavés, se vea castigado sin cambio y que, por tanto, esa nueva mayoría, no tenga un reflejo en las instituciones alavesas". "Eso yo creo que está fuera de la nueva lógica política que se impone en el País Vasco. Ahora bien, nosotros, ahora mismo, lo que estamos negociando es la mesa del Parlamento, la investidura de Patxi López y las bases políticas para un acuerdo que de estabilidad al Gobierno", agregó. Por otra parte, ante el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP contra los Presupuestos generales del Estado de 2009, afirmó que esas Cuentas partieron de "una base completamente irreal" y se hicieron "para realizar un planteamiento demagógico". Alonso indicó que las previsiones de los Presupuestos quedaron "desmentidas en el mismo momento en que se estaban aprobando" y añadió que estaban hechos "sobre una base absolutamente falsa". "Por lo tanto, estos Presupuestos no es que no sean los que necesita el país para salir adelante de la crisis, sino que son presupuestos contraproducentes y negativos para la situación económica española y nosotros lo advertimos, lo dijimos y vamos a llevar el tema hasta sus últimas consecuencias para ver si hay una rectificación profunda de la política económica del Gobierno", señaló. El portavoz adjunto del PP, Alfonso Alonso, indicó que espera que "se aparque la propaganda" para "empezar a tomar medidas eficaces contra la crisis".