AMP.-Rajoy tacha de "ladrillazo" la eliminación de la deducción por vivienda y dice que Zapatero "no convence a nadie"

Mayor Oreja asegura que el PSOE perderá las elecciones por hacer una "campaña afroamericana" en Europa

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, calificó hoy de "ladrillazo" las últimas medidas adoptadas por el Gobierno en materia de vivienda, como la eliminación de la deducción fiscal por la compra de un piso a partir de 2011, y aseguró que el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, "no convence a nadie" ya que "tenía la confianza de mucha gente y la ha dilapidado".

En un acto de Nuevas Generaciones del PP en Madrid y acompañado del candidato 'popular' a las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, Rajoy afirmó que "Zapatero cree que todo se arregla dando billetes" cuando "lo más importante es el empleo, la educación, la vivienda, la ayuda a los emprendedores, Internet y las nuevas tecnologías".

De este modo, destacó que las últimas medidas anunciadas por el Gobierno están basadas en el "corto plazo, en la media hora siguiente, en la improvisación y en salir del paso" e insistió en que los bancos, los inversores y los consumidores "desconfían" al tiempo que también "se ignora a los emprendedores".

A su juicio, el objetivo para los próximos meses es "afrontar la crisis, acabar con el paro y crear trabajo", para lo que pidió hacer "una reforma laboral que apueste por una contratación indefinida" en lugar de impulsar medidas como la de los 400 euros, que calificó de "la colosal chapuza de Zapatero" a la que no accedieron los españoles con menos ingresos.

En cuanto a otras medidas sociales, advirtió de que "la educación no es un problema de ordenadores" sino de "calidad, esfuerzo y trabajo" y criticó que las niñas de 16 años puedan abortar sin el consentimiento de sus padres, que "son quienes más les quieren en esta vida y más les podrían ayudar" en estas situaciones.

Ante gritos de "presidente, presidente" de un centenar de jóvenes, Rajoy también insistió en "defender los intereses de los españoles" en Europa donde, según su opinión, la crisis no es tan grave como en España.

"Algunos se creen que a Europa se va a repartir abrazos y hacerse el simpático", señaló el líder de la oposición, defendiendo las políticas de Francia o Alemania que apuestan por "la libertad, la dignidad, la estabilidad económica y solidarizándose con las personas a las que la vida se le ha puesto difícil".

De hecho, aseguró que las próximas elecciones europea las ganarán "por mucho más que por lo que los socialistas creen que las van a perder" dado que los 'populares' son "el partido de España con más jóvenes en sus filas y al que más jóvenes se han incorporado desde las últimas elecciones generales".

"En el PP no somos seis listos", afirmó Rajoy, que puso un símil tenístico defendiendo que "en España hay muchos nadales que no juegan al tenis pero que les ha ido bien en la vida fruto de su educación y su esfuerzo".

EL PSOE Y "SU CAMPAÑA AFROAMERICANA"

Por su parte, el número uno del PP para las próximas elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, aseguró que el PSOE "va a perder las elecciones" por llevar una "política afroamericana" en Europa y pidió el apoyo de todos los jóvenes para construir una "única esperanza democrática".

"Es la campaña de la píldora del día después, del aborto o del jugueteo en el debate del Estado de la Nación", lamentó Mayor Oreja, quien acusó a Zapatero de "esconder la realidad y la crisis de nación" que hay en España.

En este aspecto, se mostró crítico con el presidente del Gobierno por "utilizar los valores para dividir a los españoles y España", afirmando que su reto será convertir el español en la segunda lengua europea de las próximas generaciones.

"Quiero el catalán, el euskera y el gallego", aseguró el candidato 'popular', quien no obstante pidió defender "el español como patrimonio que nos coloca a la cabeza del mundo" y criticó que haya "comunidades vetadas por razón de lengua". "Debemos impedir que haya territorios vetados para viajar o trabajar", según Mayor Oreja.

Por último, destacó que el socialismo europeo está en crisis "por peleas internas, falta de respuesta y obsesión por romper los valores" del PP.

Ambos líderes estuvieron arropados por otros dirigentes del partido como la vicesecretaria de organización del PP, Ana Mato; el presidente nacional de Nuevas Generaciones (NNGG), Nacho Uriarte; o el responsable de NNGG en Madrid, Pablo Casado, quien felicitó a Rajoy por la "paliza soberana" que le dio a Zapatero en el debate de esta semana. "Todavía está buscando su mandíbula", espetó.

Por su parte, Uriarte lamentó que "gracias a Zapatero la juventud en España se desangra" advirtió de que "cambiarían las cosas si en Moncloa estuviera Rajoy", de quien valoró que "mira a los ojos a la adversidad y ofrece propuestas reales".