AMPL.- Gürtel.- Rajoy pedirá la dimisión de Bermejo e insiste en que el PP tiene "derecho" a personarse en la causa

Vuelve a reclamar que se levante el secreto de sumario y que Garzón "se abstenga" en la instrucción por la supuesta trama de corrupción OURENSE, 13 (EUROPA PRESS) El presidente del PP, Mariano Rajoy, avanzó hoy que el próximo miércoles aprovechará su pregunta en el Congreso al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para solicitar la dimisión del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, e insistió en que su partido tiene "derecho" a personarse en la causa por la denominada Operación Gürtel. En declaraciones a los medios de comunicación en Ourense, donde participó en la campaña para las elecciones del 1 de marzo, Rajoy defendió que personarse en la causa que investiga la supuesta trama de corrupción es "el mínimo derecho" que tiene su partido, aunque hoy mismo el juez Baltasar Garzón ha rechazado la personación como acusación particular que el PP presentó ayer ante la Audiencia Nacional. "Se intenta hacer una causa general contra el PP. Queremos estar allí, saber a quién se acusa del PP y de qué", aseveró el líder de los 'populares', quien también reclamó que se levante el secreto de sumario "para saber exactamente de qué estamos hablando". Al respecto, indicó que en los medios de comunicación figuran "nombres de muchas personas, de gente honorable que lógicamente ven manchada su reputación" y que, sin embargo, "no pueden defenderse". "No saben si alguien les acusa y de qué y, por tanto, es de puro sentido común", arguyó para reclamar la "transparencia" de la Justicia, que es la "exigencia mínima de un Estado democrático". ATENTADO CONTRA LA DEMOCRACIA Mariano Rajoy también calificó de "atentado a la calidad de la democracia" la cacería en la cual coincidieron el ministro de Justicia y el juez instructor de la Operación Gürtel para justificar la petición de dimisión de Bermejo y que Garzón se abstenga en esta causa. A su juicio, es "impropio" que el ministro de Justicia "esté reunido" con el juez instructor de la Audiencia Nacional y advirtió de que "en cualquier país civilizado", ello conllevaría la dimisión, en este caso de Bermejo, y que Garzón "se abstuviese en el asunto del que está conociendo". Para justificar su reclamación, Rajoy apeló a un símil futbolístico y señaló que "es algo parecido" a que en un partido se pitasen tres penaltis injustos en contra de un equipo y que al día siguiente se supiese que el entrenador del club ganador estuvo cenando con el árbitro. "Es exactamente lo mismo, la misma regla democrática", resolvió. Por ello, afirmó que "el mínimo pudor, el mínimo sentido común" exige la dimisión del ministro de Justicia o si no, el cese por parte del presidente del Gobierno, así como, "desde luego, la abstención de Garzón en este asunto", insistió.