Bachelet presenta su última cuenta de su Gobierno con un alto respaldo popular

  • Santiago de Chile, 20 may (EFE).- La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, presentará este jueves ante el pleno del Congreso la última cuenta de su mandato, con un fuerte respaldo ciudadano a su gestión a pesar de una economía en crisis, un apoyo político debilitado y conflictos sociales en marcha.

Bachelet presenta su última cuenta de su Gobierno con un alto respaldo popular

Bachelet presenta su última cuenta de su Gobierno con un alto respaldo popular

Santiago de Chile, 20 may (EFE).- La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, presentará este jueves ante el pleno del Congreso la última cuenta de su mandato, con un fuerte respaldo ciudadano a su gestión a pesar de una economía en crisis, un apoyo político debilitado y conflictos sociales en marcha.

Como cada 21 de mayo debe hacerlo el jefe del Estado chileno, Bachelet comparecerá ante diputados y senadores para dar cuenta de su labor en los últimos doce meses y anunciar sus planes para los próximos.

Período que en este caso se reduce en dos meses, pues el 11 de marzo de 2010 asumirá la presidencia el ganador de las elecciones previstas para el próximo diciembre.

La cuenta de Bachelet ha estado precedida de análisis y críticas sobre sus anuncios del año pasado, de los que según la oposición derechista, se ha cumplido sólo un 16%, mientras el Gobierno sostiene que el cumplimiento alcanza al 90%.

En lo social, los profesores mantienen una huelga indefinida desde el pasado lunes, cuando también paralizaron sus labores los gendarmes (guardias de prisiones), aunque este último conflicto se resolvió este miércoles.

Entretanto, la economía chilena ha sido alcanzada por la crisis internacional y en el primer trimestre el Producto Interior Bruto (PIB), cayó un 2,1%, su primer retroceso en diez años, mientras el desempleo aumentó al 9,2% y ha caído la producción minera e industrial.

El Banco Central corrigió a la baja su proyección del PIB para el año y la situó en un rango de entre un crecimiento del 0,25% y una contracción del 0,75%.

Pero hay consenso en que la situación sería peor si el Gobierno de Bachelet no hubiera ahorrado en años anteriores, más de 20.000 millones de dólares provenientes de excedentes del cobre, que hasta la crisis vivió un largo período de altos precios en los mercados.

Esos recursos han servido a Bachelet para materializar una serie de medidas de estímulo a la economía, con acento en las pequeñas y medianas empresas (Pymes) y en los sectores más pobres de la población, favorecidos con bonos en efectivo para hacer frente a los malos tiempos.

También el Gobierno mantuvo intacto el gasto social, que en el presupuesto de este año ronda el 70% del total.

La actitud de Bachelet frente a la situación ha elevado a alturas inéditas la aprobación a su gestión, hasta 67 por ciento, según algunas encuestas.

La primera mujer presidenta de Chile tampoco ha sido tocada por los conflictos que han fisurado a la coalición que ha gobernado Chile desde 1990, cuyo respaldo a su gestión se ha debilitado por las disensiones internas y el surgimiento de liderazgos que hacen de la crítica al ejecutivo el camino hacia la conquista de nichos propios en el mundo político.

A ello ha contribuido en gran medida el clima electoral que vive Chile, a pocos meses de las elecciones presidenciales y parlamentarias.

En el contexto de la situación política y económica del país, se espera que Bachelet anuncie este jueves un nuevo bono para los más pobres, un aumento de los subsidios para vivienda y una reducción o una congelación del impuesto específico a los combustibles.

También se espera un proyecto que mejore la negociación colectiva y la creación de un Defensor en la Justicia laboral, así como una ley que fortalezca el poder de los consumidores.

Por primera vez desde la recuperación de la democracia en Chile, Bachelet hablará ante un Congreso dominado por la oposición derechista, que ostenta la presidencia de ambas cámaras legislativas.