Caamaño acusa al PP de avivar las cenizas del dolor para arañar votos

  • Madrid, 26 may (EFE).- El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha acusado hoy al PP ser de capaz de "avivar las cenizas del dolor para quemar las libertadas fundamentales de este país" por arañar un puñado de votos, en relación al caso de Marta del Castillo.

Madrid, 26 may (EFE).- El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha acusado hoy al PP ser de capaz de "avivar las cenizas del dolor para quemar las libertadas fundamentales de este país" por arañar un puñado de votos, en relación al caso de Marta del Castillo.

"No se juega con el corazón de la gente, no se hace política con el sentimiento de las personas. A ustedes todo les vale", ha dicho Caamaño en el Senado en respuesta a una pregunta del senador del PP Javier Salas, que ha exigido al ministro que pida perdón a la familia de la joven Marta del Castillo por defender el derecho a mentir de los imputados.

El ministro de Justicia ha reiterado que el Tribunal Constitucional ha reconocido en numerosas sentencias el derecho a mentir de los acusados y ha señalado que el acusado, a diferencia del testigo, "puede callar total o parcialmente o incluso mentir".

Caamaño ha denunciado el "populismo" y la "demagogia" con la que actúa el PP, pero ha dicho que deplora aún mas que lo hagan aprovechándose del dolor de las víctimas.

El senador Javier Salas, por su parte, ha considerado que el ministro ha perdido la oportunidad de rectificar y pedir disculpas a la familia de Marta del Castillo.

"En lugar de confortar, hurgó usted en la herida", ha indicado Salas al ministro, a quién ha solicitado cambios en la legislación que incluyan un plan de protección especial para víctimas especialmente vulnerables, elevar de forma ejemplar las penas de los condenados por dichos delitos y el cumplimiento íntegro de las condenas.

Ante las acusaciones de electoralismo del titular de Justicia, Salas ha recordado que el primero que visitó a los padres de la joven sevillana fue el presidente del Gobierno, José Luis Zapatero.

"¿También fue eso electoralismo?", ha concluido.