Casquero (AVT) rechaza que las víctimas sean un "trofeo" político "que los dos bandos desean incorporar a sus tropas"

Mapi de las Heras culpa al PNV del terrorismo y confiesa que "antes perdonaría a un etarra que al nacionalismo vasco" MADRID, 11 (EUROPA PRESS) El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Juan Antonio García Casquero, alertó hoy de que está en marcha un proceso por el que las víctimas están "perdiendo su propia voz" y subrayó la necesidad de defender su postura más allá de las fuerzas políticas. "Las víctimas nos convertimos en un trofeo que los dos bandos desean incorporar a sus tropas en afán por obtener así la victoria moral sobre el contrincante", argumentó. Durante su intervención en el Foro de la Nueva Sociedad, Casquero confesó su "preocupación" por esta situación y alertó de que las víctimas se están convirtiendo "en el eco de esta o aquella postura política". De esta forma, reivindicó que las víctimas no están "ni con nadie con contra nadie", sino que defienden sus posturas "más allá de un mayor o menos acercamiento a diferentes posturas". El presidente del principal colectivo de víctimas vinculó esta situación a los atentados del 11-M y explicó que, aunque en aquella ocasión la sociedad mostró "lo mejor de sí misma", también se produjo "un cisma que dividió a la clase política española en dos bandos irreconciliables" y que convirtió a las víctimas en "un trofeo" que "los dos bandos quieren conseguir". "El daño que esta situación está infringiendo a las víctimas es incalculable", advirtió antes de lamentar que la lucha política en la que se han visto involucradas las víctimas "no conoce límite ni forma moral". "Es un proceso perverso que persigue que seamos las víctimas quienes libremos entre nosotras un duelo que no nos corresponde y que en realidad debería ser mantenido por quienes nos azuzan", insistió. "Que no se nos utilice como armas arrojadizas en la arena política y mediática --reivindicó--. Las víctimas con nuestra independencia nos jugamos mucho, mientras no se nos otorgue el reconocimiento que nos merecemos como personas libres no se escuchará la verdad de lo que una víctima del terrorismo es y significa". La intervención de Casquero fue presentada precisamente por el presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermudez, quien reconoció que para los ciudadanos es "paradójico" que personas que "han sufrido el mismo azote" tengan formas "tan distintas de percibir la realidad". Así, alabó el "sueño" del presidente de la AVT de conseguir "la unidad, que no la homogeneidad", de las víctimas. "Que cada víctima pueda hacer o decir lo que quiera como ciudadanos que son sin que por ello puedan ser estigmatizados o excluidos de la búsqueda del objetivo común de contribuir al fin del terrorismo", reclamó Gómez Bermúdez antes de expresar su deseo de que "algún día las asociaciones de víctimas del terrorismo no tengan que existir". EL TERRORISMO FUERA DE ESPAÑA Durante su intervención, Casquero también manifestó su "profunda preocupación" por la visión que se tiene del terrorismo etarra fuera de las fronteras españolas y centró sus críticas en el informe del Relator de la ONU, que ve como "un compendio de la nube intoxicadora nacionalista que se extiende sin que nadie tome medidas". Por ello, insistió en la necesidad de hacer que en el extranjero "se vea a ETA como lo que es" y reclamó al Gobierno que emprenda una campaña de concienciación que "venda" la verdadera cara del mundo etarra. "Estamos perdiendo esa batalla, no hemos sabido llevar al exterior qué es ETA y ellos sí lo han hecho muy bien", enfatizó. En este punto intervino el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, quien explicó que él tuvo oportunidad de reunirse con el Relator como lo hicieron miembros del Gobierno y de la oposición y que todos ellos trataron de transmitirle "lo que era ETA". Sin embargo, lamentó que volvió a su país "con las mismas ideas que traía". Múgica también trató de argumentar la política penitenciaria de acercamiento y alejamiento de presos etarras, que había sido criticada por Casquero. El presidente de la AVT rechazó que estos reclusos tengan posibilidad de reinserción en la sociedad y explicó que la AVT ve su acercamiento como"un premio" que se les otorga. También tomó la palabra la viuda de Fernando Múgica, Mapi de las Heras, quien criticó al Gobierno vasco y aseguró que ETA "ha estado y sigue apoyada por el PNV". "Yo, aunque estoy muy lejos de hacerlo, perdonaría antes a un etarra que al nacionalismo vasco y todo su entorno", indicó para ejemplarizar su protesta. Pese a estar presente en la conferencia, la directora de la Oficina de Atención a las víctimas del terrorismo del País Vasco, Maitxabell Lasa, rehusó contestar a Mapi de las Heras y cedió la palabra a su compañero en la institución Chema Urquijo, quien advirtió de que "la generalización no es buena". "OTRAS DECISIONES QUE TOMAR" El presidente de la AVT también aludió a la etapa de la asociación presidida por Francisco José Alcaraz, de confrontación con el Gobierno. "En la anterior legislatura había un clima que había que tomar decisiones y se tomaron, hoy son otras las que hay que tomar", se limitó a explicar. Asimismo, fue preguntado por los problemas internos del colectivos y las críticas que le acusan de acercamiento al Gobierno. A este respecto, Casquero defendió que "lo importante" es la atención a las víctimas y no las cuestiones internas de la asociación. "Despidos hay en todas las empresas, lo que pasa en la asociación es cosa de la asociación igual que lo que pasa en Coca-Cola es problema de Coca-Cola", insistió.