Chávez da un plazo de dos semanas a Coca-Cola para el desalojo de un terreno en Caracas

  • Caracas, 8 mar (EFE).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, dio hoy plazo de "dos semanas" a la trasnacional Coca-Cola Femsa, dominada por capitales mexicanos, para que desaloje unos terrenos en el oeste de Caracas donde estaciona los camiones distribuidores de sus refrescos.

Chávez da un plazo de dos semanas a Coca-Cola para el desalojo de un terreno en Caracas

Chávez da un plazo de dos semanas a Coca-Cola para el desalojo de un terreno en Caracas

Caracas, 8 mar (EFE).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, dio hoy plazo de "dos semanas" a la trasnacional Coca-Cola Femsa, dominada por capitales mexicanos, para que desaloje unos terrenos en el oeste de Caracas donde estaciona los camiones distribuidores de sus refrescos.

"Yo les pido que se vayan ya (...) hoy es 8 de marzo. Dos semanas le doy a la empresa Coca-Cola para que de manera voluntaria desaloje ese terreno", declaró Chávez en su dominical programa de radio y televisión "Aló Presidente".

"Váyanse pa'llá pa' la sabana, con sus camiones .. a cien kilómetros al sur, a millones de hectáreas libres", agregó el jefe del Estado y promotor del llamado "socialismo del Siglo XXI".

El mandatario afirmó que espera "que pronto" la alcaldía del Municipio Libertador, presidida por el "chavista" Jorge Rodríguez, llegue una decisión" que permita "recuperar" ese terreno y utilizarlo para construir viviendas "para el pueblo".

El caso del estacionamiento de la Coca-Cola, ubicado en el barrio popular de Gramoven, oeste caraqueño, es uno de los "muchos" ejemplos vivos del "atropello del Estado burgués capitalista", aseveró Chavez

Ese Estado "favoreció y sigue todavía, en buena manera, favoreciendo al poderoso, en este caso una trasnacional que se da el lujo (...) de tener una hectárea de tierra plana, sólida y los pobres pa'cá", en un cerro pobre, dijo Chávez.

Coca-Cola Femsa es la mayor empresa de su ramo en Venezuela, donde emplea a unos 8.000 trabajadores y aporta en impuestos unos 140 millones de dólares al año, según cifras de la empresa.

Chávez afirmó en su programa dominical que "cada día" pisará "más el acelerador" en la transición hacia el socialismo, y pidió "ayuda y apoyo" a sus aliados.

En la última semana el mandatario anunció la "primera fase" de una reorganización de su gabinete para darle "más eficacia", y retomó el programa de intervenciones a industrias y terrenos privados para transformarlos en "propiedad social".

Entre esas acciones están la expropiación de una procesadora de arroz de la trasnacional estadounidense Cargill y la intervención de 1.500 hectáreas de la trasnacional europea del cartón Smurfit Kappa Group, entre otras, como parte de su "revolución agraria" y su plan de soberanía y seguridad alimentaria.