Clinton advierte de la "carrera armamentista" si Irán consigue armas nucleares

  • Washington, 20 may (EFE).- La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, advirtió hoy de la posibilidad de una "carrera armamentista" en Oriente Medio si el mundo permite que Irán consiga armas nucleares.

Clinton advierte de la "carrera armamentista" si Irán consigue armas nucleares

Clinton advierte de la "carrera armamentista" si Irán consigue armas nucleares

Washington, 20 may (EFE).- La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, advirtió hoy de la posibilidad de una "carrera armamentista" en Oriente Medio si el mundo permite que Irán consiga armas nucleares.

"Un Irán con armas nucleares y con un sistema para lanzarlas va a disparar una carrera armamentista en Oriente Medio" y en la zona, dijo Clinton, al explicar las metas de la política exterior de Estados Unidos para la región.

Clinton lanzó esa advertencia al comparecer ante un subcomité de Asignaciones del Senado para defender el presupuesto del año fiscal 2010 para el Departamento de Estado, la primera de dos audiencias previstas para hoy sobre el asunto.

Según Clinton, si se permite que Irán desarrolle una capacidad nuclear, eso representaría una "amenaza extraordinaria", pero el enfoque del Gobierno de Washington es impedir las ambiciones nucleares de Teherán mediante la vía diplomática.

El argumento de Estados Unidos, explicó Clinton, es tratar de convencer a las autoridades iraníes de que un programa nuclear "los hará menos seguros".

Sin embargo, la jefa de la diplomacia estadounidense reconoció que la campaña de presión política que ejercen Estados Unidos y el mundo probablemente caiga en oídos sordos, ahora que el país se encuentra en plena campaña electoral.

Dando continuidad a la política exterior del Gobierno anterior, la Administración de Barack Obama intenta evitar que Irán pueda desarrollar armas de destrucción masiva -incluso expresó su voluntad para un diálogo con Teherán-, pero también dejó claro que el régimen iraní tiene que abandonar sus ambiciones nucleares o arriesgarse a un mayor aislamiento diplomático y posibles sanciones.

Según los observadores, a efectos prácticos, eso significa que Estados Unidos e Irán continuarán en un punto muerto sobre el tema, a juzgar por las declaraciones de funcionarios iraníes de que el programa nuclear tiene fines pacíficos.