Corbacho asegura que la UE comienza a movilizarse para luchar contra el paro

  • Praga, 7 may (EFE).- El ministro español de Trabajo, Celestino Corbacho, aseguró hoy al final de la cumbre de la Unión Europea (UE) sobre empleo en Praga que los Veintisiete han comenzado a movilizarse para dar respuesta al aumento del paro.

Praga, 7 may (EFE).- El ministro español de Trabajo, Celestino Corbacho, aseguró hoy al final de la cumbre de la Unión Europea (UE) sobre empleo en Praga que los Veintisiete han comenzado a movilizarse para dar respuesta al aumento del paro.

"Creo que lo importante es que Europa empieza a ver que tiene que haber una prioridad en la agenda de futuro, en la política social y en la política de empleo", destacó Corbacho.

La primera cumbre monográfica sobre empleo de la UE se cerró hoy en Praga con la adopción de una serie de recomendaciones que se irán trabajando y consensuando hasta llegar al Consejo Europeo que se celebrará en junio.

Entre esas recomendaciones figuran medidas de flexibilidad para evitar la pérdida de puestos de trabajo, apoyar más el autoempleo de jóvenes y parados, reducir los costes no salariales del empleo o mejorar la formación profesional.

Para el responsable español de Trabajo, lo importante de esta cumbre es que trate "sobre materia de empleo en un momento en el que todas las cumbres inmediatamente anteriores han tratado fundamentalmente sobre los aspectos de la crisis del sistema financiero".

También destacó que todos los países de la UE deben discutir "sobre un futuro modelo económico, que será diferente y ahí empieza una coincidencia de que el conocimiento, la formación y la innovación deben de ser elementos comunes para el conjunto de la Unión Europea".

La carencia del empleo en las políticas comunitarias lo achacó el ministro a que en los últimos años la UE ha experimentado una época de crecimiento y ese asunto no estaba entre sus prioridades.

También habló sobre las diferencias en el seno de la UE, en la que algunos países, como República Checa, abogan por reformas estructurales y una mayor liberalización económica, mientras otros se oponen a ello.

"En Europa no hay ni una sola voz ni una sola política, esas diferencias se ponen de manifiesto con los temas que tienen que ver con el mercado laboral y que tienen que ver con las políticas sociales", indicó.

También aseguró que se seguirá debatiendo sobre cómo se va a afrontar el periodo posterior a la crisis económica y qué modelo económico se articulará.

"Se va a necesitar seguir debatiendo sobre cómo concebimos la post-crisis. Habrá quienes entiendan que la mejor manera de salir de la crisis es a través de políticas fiscales y de políticas de liberalización. Y hay quienes entendemos que también la agenda social debe de estar presente en ese debate", explicó.

Sobre la ausencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Corbacho declaró que "el motivo fundamental por el que no ha podido venir es porque estos días, concretamente hoy y este fin de semana, está preparando todo lo que es el Debate sobre el Estado de la Nación".

La cita de Praga, que en un principio se planteó como una cumbre de los Veintisiete jefes de Estado y de Gobierno, quedó reducida a una reunión de la "troika" -la actual Presidencia checa, la siguiente que liderará Suecia y la española- con los agentes sociales y la Comisión Europea.

La cita fue convocada ante el continuo aumento del paro en toda la Unión Europea, ya que el índice de desempleo alcanzó el 8,3 por ciento de la población activa en marzo, mientras que las últimas previsiones de la Comisión apuntan a que llegaría al 10 por ciento a finales de este año.