De la Vega acusa al PP de esconderse cuando hay que dar la cara y pone de ejemplo a los dirigentes de Madrid y Valencia

Sáenz de Santamaría dice que la vicepresidenta fue la peor parada del Debate de la Nación, tras el que, dijo, hay más paro y más impuestos

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, calificó hoy al PP de "vocero de la negación absoluta" y les reprochó que se escondan "cuando hay que dar la cara", puso como ejemplo a los dirigentes de Madrid y Valencia, y reclamó a la dirección del PP que exija responsabilidades donde gobierna como en la comunidad valenciana. De la Vega respondía así a la acusación de Soraya Sáenz de Santamaría, quien acusó a la vicepresidenta de ser la peor parada en el Debate de la Nación --del que dijo que ha salido más paro y más impuestos-- porque ayer el Parlamento la afeó la falta de iniciativa legislativa del Gobierno que ella coordina.

La portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, reprochó a De la Vega que el día después del Debate del estado de la Nación "lo único que tenemos es menos empleo, más impuestos y una certeza" por entender que el Gobierno no ha aportado "ni una sola medida" contra el paro. Algo, dijo, que no pueden hacer porque "con tertulia social se harán ustedes muchas fotos, pero no se crea ni un sólo puesto de trabajo".

La dirigente socialista recriminó también a la vicepresidenta que tras el debate de política general vaya a haber "más impuestos" para las "clases medias" por la decisión de quitarles la deducción por vivienda.

"CON TERTULIA SOCIAL NO SE CREA UN SOLO PUESTO DE TRABAJO"

Por ello, dijo tener una "certeza" y es que "con la inconsistencia de sus medidas, España no sale de la crisis". Sáez de Santamaría calificó las propuestas del Ejecutivo de "votar y tirar" y precisó que "son el reconocimiento explícito de que este Gobierno no sabe cómo sacar a España de la crisis".

En este sentido, afirmó que la "única obsesión" y "objetivo" de la vicepresidenta primera "ha sido salvarle la cara al presidente del Gobierno, pero no a los españoles". Tras esta argumentación, preguntó si "tiene algo que ofrecer, algo más que más impuestos, menos empleos y una sarta de recortes sociales".

De la Vega respondió que las propuestas del Ejecutivo son "impulsar la economía sostenible, mejoras fiscales, ayudas a los emprendedores, a la educación, al sistema financiero, a las pymes, son políticas que benefician a los ciudadanos". "Otra cosa --señaló-- es que ustedes estén obsesionados con que todo lo que beneficia a los ciudadanos les perjudica a ustedes".

DE LA VEGA, LA PEOR PARADA EN EL DEBATE

La portavoz del Grupo Popular comenzó su contraataque con otra pregunta y es si la versión que estaba dando De la Vega en ese momento era la del presidente del Gobierno de la semana pasada o la que "trajeron ustedes ayer a votación". "¿Con qué versión me quedo?", apostilló.

En opinión de la dirigente del PP, el Gobierno no puede sentirse satisfecho por las iniciativas y los resultados de las resoluciones del debate del estado de la nación y añadió que el que De la Vega se sienta satisfecha es "insuperable" porque, dijo, es la que "pasó peor debate y salió peor parada".

Una afirmación que provocó murmullos en la bancada socialista, ante los que Sáez de Santamaría respondió con la explicación de que la Cámara afeó ayer a la vicepresidenta primera por la falta de iniciativa legislativa del Gobierno que ella es la encargada de coordinar.

Así, apuntó que la mayoría de los grupos pusieron encima de la mesa que el Ejecutivo "no está cumpliendo los compromisos legislativos que ustedes mismos se pusieron, menos de un 5 por ciento".

"Mire señoría, hasta le han pedido un calendario", exclamó, al tiempo que añadía que en el debate se ha visto "muy poca iniciativa y muy pocas soluciones". "No hemos visto soluciones para los parados, ni para las familias que no pueden llegar a fin de mes, ni para los padres que ya están hartos de ver cómo sus hijos acaban con un gran fracaso escolar", apostilló y concluyó afirmando que "los españoles quieren soluciones y no problemas y cada vez está más claro que ustedes son el principal problema de los españoles".

De la Vega pidió a la portavoz popular que no siga insistiendo con el Debate sobre el estado de la Nación porque, dijo, "quedó bien claro quien ganó ese debate".

ACUSA AL PP DE SER LOS VOCEROS DE LA NEGACION ABSOLUTA

La vicepresidenta dijo no entender la actitud "negativa, crispada, cicatera, rebuscada" del PP salvo que piensen que sus resultados electorales van a seguir en números rojos. "No entiendo que ustedes se hayan podido convertir en los voceros de la negación absoluta, siempre dando lecciones, pero cuando hay que dar la cara se esconden, ahí tienen a sus dirigentes de Madrid y Valencia", exclamó.

De la Vega recordó también que el Gobierno de la Comunidad de Madrid "ha negado ahora a los madrileños ayudas al automóvil, rebajando así las posibilidades a uno de los sectores más competitivos y a sus trabajadores". Eso, reprochó, "es lo que ustedes llaman apoyar a las clases medias".

LA DERECHA, A LA HORA DE LA VERDAD CORRE AL BURLADERO

En opinión de la vicepresidenta, el PP se ha instalado en el "tercio de varas" y "arremeten contra todo, pero a la hora de la verdad corren al burladero". "Eso es muy propio de la derecha en tiempos de crisis", exclamó.

En este contexto, dijo preferir que el PP vaya al Parlamento a defender "con valentía y con valor las propuestas de sus ideólogos y conferenciantes, las del señor Aznar, las de verdad, las que esconden sus palabras, el abaratamiento del despido, la rebaja de los ingresos, de los recursos, mayores recortes y menos prestaciones sociales".

"Y nos piden responsabilidad, hombre, un poquito de vergüenza torera, deberían empezara exigírsela allá donde gobierna, por ejemplo, en Valencia", apostilló De la Vega, quien dijo que "no estaría demás que del abucheo y la pitada, de lecciones para todos y ninguna para ustedes pasaran de una vez por todas a arrimar el hombro y a echar una mano para dejar de perjudicar los intereses de todos los españoles con su actitud claramente irresponsable".