Diego dice que Cantabria no puede tener en el Gobierno "a quien carece de ideas" y en la oposición a "las soluciones"

El 'popular' afirma que las elecciones europeas son "las primeras para el cambio" en la región y en España

SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente del Partido Popular de Cantabria, Ignacio Diego afirmó hoy durante el acto de clausura de la II Convención Regional de su formación política que "ni España ni Cantabria pueden permitirse el lujo de tener en el Gobierno a los que carecen de ideas, y en la oposición a quienes tienen las soluciones".

Diego, quien calificó esta jornada como "un día especial", añadió que la convención celebrada por los populares cántabros tiene un "significado muy importante", ya que es "la demostración de que hay un gran partido, el mayor de Cantabria, el mayor de España, que tiene propuestas, que tiene soluciones, que tiene proyecto y que tiene a los mejores".

Diego se remitió a la crisis de los años 80, con el anterior Gobierno socialista, y afirmó que el PP tiene "el deber prioritario" de recordar la historia porque el momento actual es "crucial, casi un déjà vu' de aquel pasado reciente", en el que los ciudadanos percibieron que "el cambio era la única salida".

Por ello, pronosticó que "muy pronto", el PP "cogerá el testigo, liderará el cambio necesario y devolver a España y Cantabria, una vez más, a la senda del progreso económico y social, a la senda de los mejores, junto a los mejores, porque podemos sin necesidad de mendigar sillas". "Ni España ni Cantabria pueden permitirse el lujo de tener en el gobierno a los que carecen de ideas, y en la oposición a quienes tienen las soluciones", subrayó.

Además, apuntó que la Convención de hoy tiene un significado "especial" porque es, dijo, "la demostración de que hay un gran partido, el mayor de Cantabria, el mayor de España, que tiene propuestas, que tiene contacto con la realidad, soluciones, proyecto, y tiene a los mejores. Estamos preparados", aseguró.

Diego insistió en que el cambio "está cerca" y la "historia reserva" al PP "una vez más el papel de liderar a la sociedad en el momento más difícil". En este sentido, mostró su "orgullo" porque la sociedad española "mire" al Partido Popular "cuando las cosas van mal" porque sabe de su "capacidad, eficacia y valentía".

"Quizá no somos los más simpáticos pero es así porque decimos las cosas como son, porque no ocultamos la gravedad de los problemas ni hurtamos a los ciudadanos la verdad", afirmó. En este sentido, consideró "inaceptable" que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, tache a los 'populares' de "agogeros", porque "el que dice la verdad no es agorero, sino el que pronostica un falso mal" y el PP "pronostica lo que está ocurriendo".

En este sentido, opinó que a quien hay que "desterrar" es "a los mentirosos" y "a los que sumen en el desconcierto a la sociedad por egoísmo", y subrayó que "no se puede aceptar" que Revilla "diga que vamos a salir de la crisis y no diga más", pues su responsabilidad es decir "cómo" y aplicar medidas.

CRISIS DE LIDERAZGO Y ELECCIONES

Según Diego, de la crisis se saldrá pero "con otro gobierno" que lidere un "esfuerzo conjunto", ya que ahora hay una "una enorme crisis de liderazgo en los gobiernos de España y de Cantabria".

Al respecto, afirmó que el presidente Zapatero "cada vez está más solo y desnudo ante su propia incompetencia" y que en el Ejecutivo regional "no hay liderazgo" sino "dos o más gobiernos descoordinados" y "haciendo la guerra de partido por su cuenta", cuando en estos momentos se necesita "acción unitaria, cooperación y un proyecto político sólido".

En relación a las elecciones europeas, el 'popular' instó a "echar el resto" por la importancia que tienen, y reivindicó que España necesita "los mejores negociadores ante los enormes retos que la crisis está planteando incluso en la propia Unión Europea".

Recordó que el PP "ya demostró lo que es tener un sitio digno, entre los principales, en Europa", por lo que es mucho lo que se "juegan" los españoles en las elecciones europeas. Pero también se juegan "el inicio del cambio de ciclo, que debe producirse sin demora y que tiene que ser contundente".

Por ello, para Diego, las elecciones del 7 de junio son "las primarias para el cambio" en Cantabria y en España, concluyó.