Diego reprocha la actitud "prepotente" del Gobierno cántabro que primero rechaza y después "reutiliza" propuestas del PP

Cree que el Ejecutivo queda "en ridículo" al rechazar el Plan Prever del PP y "aplaudir" la propuesta de Zapatero

SANTANDER, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, reprochó hoy al Gobierno regional su actitud "prepotente" por rechazar las propuestas que presenta la oposición, y que luego "reutiliza" el Ejecutivo. Entre ellas, destacó el Plan Prever de ayuda a la compra de automóviles, una iniciativa que planteó el PP en el Parlamento cántabro, tras consensuarla con agentes del sector, pero que los grupos que apoyan al Gobierno (PRC y PSOE) rechazaron.

Por ello, Diego consideró que el Ejecutivo cántabro "queda en ridículo" al "aplaudir y adoptar" ahora la medida propuesta en este sentido por el presidente del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el Debate sobre el Estado de la Nación que se ha celebrado esta semana. La iniciativa, presentada como "una de las medidas estrella" de Rodríguez Zapatero, "parece" del PSOE pero "es", en realidad, del PP de Cantabria, afirmó Diego.

Otras de las medidas a las que se refirió Ignacio Diego es la propuesta de supresión del impuesto de patrimonio, que presentó el PP en el Congreso de los Diputados y por la que recibió no sólo "críticas", sino "insultos" y "desprecios". Pero, agregó, "no tardó tanto" Rodríguez Zapatero en elevar esta propuesta al Congreso con lo que las "durísimas protestas" del Gobierno de Cantabria quedaron en "sumisión a Zapatero".

El líder del PP cántabro señaló además que desde que el Partido Popular presentó la iniciativa hasta que "la aprueba Zapatero" ha pasado un tiempo que es "tiempo perdido", algo que no se puede permitir en la situación de crisis actual, opinó.

Con todo ello, manifestó que el Gobierno "no está a la altura de las circunstancias". En cualquier caso, defendió que "todos" deberían "dejar a un lado sentimientos personales" y ponerse a trabajar juntos en torno a los "grandes" temas y proyectos, "por el bien de los cántabros".

Entre estos asuntos citó el empleo, la industria, la educación o la sanidad, materias que en Cantabria dependen de consejeros socialistas. A este respecto, criticó que, "en el mejor de los casos", el jefe del Ejecutivo cántabro, el regionalista Miguel Ángel Revilla, "sólo es presidente de la mitad del Gobierno", algo que "no se puede permitir".

A su juicio, el jefe del Ejecutivo tiene que "coordinar e impulsar" la acción del Gobierno. "Es una obligación política y moral de Revilla y de cualquier presidente", apostilló, para señalar que "es hora ya" de que Revilla "comience a ejercer de presidente", lo que supone no sólo representar a la Comunidad, sino "ejercer autoridad" sobre sus consejeros y socios de gobierno.

En la misma línea, Diego indicó que el presidente debe adoptar una actitud "distinta" a la de los seis años que lleva gobernando la región y reunirse con el PP para trabajar "en un marco de consenso" que es "necesario e imprescindible" en la actualidad. Recordó en este sentido que el PP ha "tendido la mano" al Ejecutivo en "reiteradas ocasiones" y la respuesta ha sido "siempre" de "desplante y desprecio".

Por último, aseveró que es "falso" y una "canallada" que se diga que el Partido Popular "se alegra cuando las cosas van mal".