Economía/Macro.- Rajoy dice que no quiere ser "coartada ni cómplice" de la "desastrosa" política económica del Gobierno

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró hoy que no va a ser "ni coartada ni cómplice" de la "desastrosa" política económica que está llevando a cabo el Gobierno y negó que su partido no haya realizado propuestas en la materia, como le reprochó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Pleno del Congreso. Según Rajoy, "hay muchísimas personas, yo entre ellas, que creemos que las cosas se pueden hacer mejor" en materia económica. "Yo no voy a ser coartada ni cómplice de su desastrosa política económica", aseguró durante el turno de réplica en el debate en el Congreso de los Diputados sobre el Consejo Europeo de la semana pasada. Ante los reproches de Zapatero por la falta de propuestas de los 'populares' en el Congreso, Rajoy se defendió asegurando que ha sido el PSOE el que ha "impedido" que se debatan las iniciativas del PP. "Ha impedido usted el debate", zanjó, recordando que su grupo ha apoyado las medidas emprendidas por el Gobierno en materia financiera y el vicepresidente primero, Pedro Solbes, "todavía no ha venido a explicarlas". Asimismo, reiteró su rechazo a la medida de 400 euros que, subrayó, "ha costado 6.000 millones al contribuyente". "No me puede pedir que me sume a un contrato de adhesión porque no creo en su política económica", subrayó el líder popular. La réplica de Zapatero no se hizo esperar y le acusó de no tener "credibilidad" puesto que había pedido al Gobierno bajar los impuestos y cuando lo ha hecho "usted habla de disparate". Igualmente, Zapatero reprochó al PP que durante su mandato "se produjo la burbuja y el 'boom inmobiliario' y con este Gobierno "se va a terminar". Según el presidente del Gobierno, esto permitirá que España "recupere una senda de crecimiento en su patrón mucho más razonable, con un número de viviendas más razonable en función de la demanda". Rajoy reclamó al presidente del Gobierno que "debería medir sus palabras cuando habla de vivienda", puesto que actualmente "nadie puede comprarse una vivienda, a nadie se le da un crédito, muchas promotoras y constructoras han presentado concurso de acreedores....". "Le ruego que cuando vuelva a hablar sea mucho más prudente", añadió. Por último, consideró que Zapatero "ha tirado para adelante", anunciando "todos los días medidas nuevas" y concluyó reclamando "austeridad, que siempre ha funcionado", "reformas, que ya sabemos que no pueden surtir efecto en 24 horas", y "confianza", aunque en este último apartado opinó que el presidente del Gobierno "lo tiene francamente mal".