El exilio califica de positivo el aplazamiento del debate del reingreso de Cuba a la OEA

  • Miami (EE.UU.), 22 may (EFE).- Varias organizaciones del exilio cubano en Miami aplaudieron hoy el aplazamiento del debate sobre el posible reingreso de Cuba a la OEA, que, a su juicio, obedece a que en ese país siguen sin regir los valores y principios democráticos.

Miami (EE.UU.), 22 may (EFE).- Varias organizaciones del exilio cubano en Miami aplaudieron hoy el aplazamiento del debate sobre el posible reingreso de Cuba a la OEA, que, a su juicio, obedece a que en ese país siguen sin regir los valores y principios democráticos.

Omar López Montenegro, director de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), dijo a Efe que el tema del regreso de Cuba a la Organización de Estados Americanos (OEA) no se da por una nueva realidad política en Cuba, sino a una "maniobra de varios Gobiernos de la izquierda latinoamericana".

Consideró que la posición "está bien clara" para algunos países de la región, Estados Unidos y muchos disidentes dentro de Cuba.

"Cuba no puede pertenecer, porque no cumple con la Carta Democrática Interamericana. Es más, tanto Fidel como Raúl Castro, a pesar de los esfuerzos de sus compañeros en Latinoamérica por reinsertar a Cuba en el organismo, han dicho repetidamente que la OEA es un cadáver insepulto", opinó el directivo.

López Montenegro consideró "difícil" que más adelante se logre un consenso y menos aún cuando la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, estableció la posición de su país.

"Esto marca también una pausa para otras naciones latinoamericanas que piensan lo mismo y estaban esperando ver qué posición asumía EE.UU. Además, por asuntos de principio, la situación por la que Cuba fue expulsada de la OEA no ha cambiado", enfatizó.

Clinton declaró el miércoles pasado que su país no apoyará ninguna resolución porque el gobierno cubano aún tiene que realizar reformas compatibles con la Carta Democrática, liberar prisioneros políticos y respetar los derechos humanos.

Sylvia Iriondo, presidente de Madres y Mujeres Anti-Represión por Cuba (MAR), calificó el aplazamiento del debate como una "gran victoria" para la disidencia interna cubana y el exilio, tras recordar que recientemente más de 300 opositores firmaron una carta dirigida a la OEA en rechazo al posible reingreso de Cuba.

"Este aplazamiento es algo positivo en este momento porque indica que ha habido una reflexión y que no existe consenso, lo que nos satisface luego de haberse escuchado tantas voces para allanarle el camino a Cuba", declaró la activista.

En la misiva, la disidencia interna cubana dijo que "la reinserción del régimen totalitario castrista en la OEA significaría abrirle la puerta a todo tipo de despotismo futuro para la región".

Iriondo recalcó que "el régimen castrista no es compatible con los valores y principios de esa Carta Democrática Interamericana. Nosotros como exilio cubano hemos alzado nuestras voces denunciando esto".

Janicet Rivero, secretaria nacional adjunta del Directorio Democrático Cubano, atribuyó la decisión de hoy en la OEA a las iniciativas que dentro y fuera de la isla se han emprendido para evitar que se apruebe el regreso de Cuba a ese organismo, como la misiva de la disidencia interna y la posición estadounidense.

"El hecho de lograr que el debate se posponga porque hay que buscar consenso, quiere decir que hay debate y todo lo que genere debate le da la oportunidad a la oposición cubana de tener incidencia en el mismo", manifestó.

La suspensión a Cuba fue impuesta en 1962, debido a sus vínculos con los países del bloque chino-soviético, considerados entonces "incompatibles" con el Sistema Interamericano.