El Gobierno asegura que la gripe A entró en etapa de "descenso" en México

  • México, 3 may (EFE).- El Gobierno mexicano anunció hoy que la epidemia de gripe A que afecta al país "se encuentra en su fase de descenso", toda vez que en México no se registran decesos por el virus desde el pasado 28 de abril y el poder de contagio del mismo ha resultado ser menor al esperado.

El Gobierno asegura que la gripe A entró en etapa de "descenso" en México

El Gobierno asegura que la gripe A entró en etapa de "descenso" en México

México, 3 may (EFE).- El Gobierno mexicano anunció hoy que la epidemia de gripe A que afecta al país "se encuentra en su fase de descenso", toda vez que en México no se registran decesos por el virus desde el pasado 28 de abril y el poder de contagio del mismo ha resultado ser menor al esperado.

De acuerdo con los últimos datos divulgados por la Secretaría de Salud de México, el número de fallecidos confirmados por la gripe A en el país se mantiene estable en 19 y la cantidad total de contagiados vivos es de 487.

Las víctimas fallecieron entre los pasados días 11 al 28 de abril, la mayoría en la capital mexicana, y desde entonces no se han detectado nuevas muertes debidas a la enfermedad.

El total de 19 decesos registrados por el virus y que se notificó ayer a la prensa se explica de los exámenes médicos que se han practicado a los cuerpos de personas que han fallecido en el periodo señalado, razón por la cual las autoridades sostienen que en los últimos cuatro días no ha habido ninguna otra muerte.

Precisamente, el secretario de Salud de México, José Ángel Córdova, explicó hoy en una conferencia de prensa que el "pico" de la enfermedad a nivel nacional se dio entre el 23 y 28 de abril.

De un total de 1.280 casos sospechosos del virus AH1N1 analizados con pruebas moleculares por laboratorios especializados, 506 (39,5%), menos de la mitad, fueron positivos.

Además, los resultados "muestran que el virus ha sido susceptible a los antivirales" y que "las medidas preventivas parecen haber sido efectivas para cortar la transmisión", apuntó Córdova.

Sin embargo, insistió en que las autoridades y la población no deben "bajar la guardia", y continuar con las recomendaciones sanitarias como lavarse frecuentemente las manos y usar tapabocas.

Las buenas noticias coincidieron con el inicio de las campañas electorales en México de cara al proceso electoral del próximo 5 de julio, en el que se renovarán los 500 integrantes de la Cámara de Diputados, gobernadores en seis estados, y alcaldes y congresos locales en 11 de los 32 estados del país.

Los candidatos de los partidos, a los que se les ha recomendado no convocar actos multitudinarios por la emergencia sanitaria, iniciaron sus campañas, muchas de ellas por medios electrónicos como Youtube, Myspace, Twitter, Facebook y páginas personales de Internet para tratar de ganar el sufragio de unos 78 millones de mexicanos registrados para votar.

El jefe de la política sanitaria mexicana argumentó que la severidad de las medidas adoptadas en México para contener la enfermedad se debe a las estimaciones realizadas por las autoridades para un escenario de pandemia generalizada y a las recomendaciones de la Organización de la Salud (OMS) para enfrentar un virus con transmisión persona a persona.

En este sentido, aseguró que las autoridades mexicanas estimaron en 2005 que una pandemia generalizada de influenza, con una tasa de ataque del 25 por ciento, "potencialmente" podría causar en el país "más de 50.000 defunciones, 250.000 hospitalizaciones y 15 millones de consultas (médicas) en un periodo de ocho semanas".

Entre otras cosas, México suspendió las clases en todo el país en universidades y escuelas, lo que afecta a 33 millones de estudiantes, y canceló actividades no esenciales del Gobierno entre el 1 y el 5 de mayo.

En Ciudad de México, que luce vacía y con poco tráfico, además fueron cancelados todos los eventos masivos, sus más de 35.000 restaurantes sólo pueden vender comida para llevar, y permanecen cerrados bares, discotecas, zoológicos y museos, entre otras cosas.

El pánico creado por este nuevo virus ha afectado sobre todo a la industria del turismo, el tercer motor económico del país, lo que se ha traducido en cancelaciones de vuelos, cruceros, viajes y en la salida de miles de turistas.

Córdova argumentó que desde el principio hubo evidencia de transmisión persona a persona en el caso mexicano, toda vez que el pasado 23 de abril un laboratorio de Canadá confirmó la presencia de un nuevo virus en ese país.

Por esta razón se pusieron en marcha ese mismo día las medidas recomendadas por la OMS para estos casos, como el distanciamiento social, cerrar escuelas y prohibir reuniones masivas.

Adicionalmente, insistió en que la cepa del virus de gripe A es nueva en el mundo, por lo que no era "posible conocer su comportamiento epidemiológico y por lo tanto predecir el desarrollo de la epidemia".

De otra parte, en la capital mexicana se intensificaron hoy las labores de desinfección de lugares públicos, sobretodo en el metro de la ciudad, donde se instalaron cámaras térmicas para detectar a pacientes con alta temperatura, se repartió gel antibacterial entre los pasajeros y se desinfectaron las instalaciones.

Este operativo será ampliado el lunes a todos los sistemas de transporte capitalino, incluidos los taxis, y a las escuelas.