El Gobierno y los obispos nicaragüenses esperan que el diálogo ayude a superar los malos entendidos

  • Managua, 8 may (EFE).- El Gobierno y los obispos de Nicaragua esperan que haya "un espacio tranquilo, sereno y propicio" para celebrar un diálogo que supere "malos entendidos", informó hoy el secretario de la Conferencia Episcopal de este país, Sócrates René Sándigo.

El Gobierno y los obispos nicaragüenses esperan que el diálogo ayude a superar los malos entendidos

El Gobierno y los obispos nicaragüenses esperan que el diálogo ayude a superar los malos entendidos

Managua, 8 may (EFE).- El Gobierno y los obispos de Nicaragua esperan que haya "un espacio tranquilo, sereno y propicio" para celebrar un diálogo que supere "malos entendidos", informó hoy el secretario de la Conferencia Episcopal de este país, Sócrates René Sándigo.

En declaraciones a la prensa en el santuario de la Virgen de Cuapa, 152 kilómetros al norte de Managua, reconoció que hubo un intento de realizar mañana una reunión entre el Gobierno y los prelados católicos.

Centenares de creyentes visitan hoy el santuario de San Francisco de Cuapa para asistir a una misa solemne conmemorativa de las apariciones de la Virgen de Cuapa al campesino Bernardo Martínez, sacristán de una parroquia, en mayo de 1980.

Sándigo, también obispo de Juigalpa, centro del país, dijo que el encuentro no se efectuará por dificultades para encontrar un espacio propicio y precisar la agenda de la reunión.

"Son tantas cosas sobre lo que hay que dialogar que es necesario sentarse en conversación abierta para acordar los temas que incumben no sólo a los obispos y al Gobierno sino que a toda la ciudadanía", dijo el prelado.

El obispo reveló que el Gobierno de Managua propuso buscar un "espacio tranquilo, sereno y propicio para que la conversación, solicitada por los obispos antes de Semana Santa, no vaya a estar presionada por las circunstancias exteriores".

Negó que actualmente haya confrontación entre la iglesia y el Gobierno, aunque manifestó que sí pueden haber malos entendidos y otros problemas que se pueden superar con el diálogo.

"Nadie puede esconder esa parte de la historia (de Nicaragua) de que hubo confrontación entre la iglesia y el Gobierno sandinista en la década de los años 80, lo que está en el recuerdo y el corazón del pueblo cuando la iglesia fue perseguida", dijo el secretario de la Conferencia Episcopal.

Recordó que esa confrontación originó una iglesia más fortalecida, unida y de mayor compromiso con Dios.

Las relaciones entre los obispos nicaragüenses y el Gobierno se han tensado tras las elecciones municipales celebradas en noviembre pasado, ganadas por los sandinistas y denunciadas como "fraudulentas" por la oposición y por la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Los obispos han cuestionado al Gobierno por la corrupción, el uso de imágenes de la Virgen María con fines político-partidarios y, principalmente, por la falta de transparencia en las elecciones municipales de noviembre pasado, ganadas por los sandinistas.

Además, en las últimas dos semanas las relaciones entre la iglesia y la actual administración han afrontado dificultades, después de que desde un correo electrónico de la Presidencia de la República se divulgó una carta contra la imagen de los obispos del país.

La primera dama de la nación y portavoz gubernamental, Rosario Murillo, por medio de otro correo atribuyó a un pirata informático la autoría de la carta.