El nuevo Gobierno checo de transición jura su cargo ante el presidente Klaus

  • Praga, 8 may (EFE).- El nuevo Gobierno de transición de la República Checa, país que preside la Unión Europea (UE) este semestre, juró hoy su cargo ante el jefe del Estado, Vaclav Klaus.

El nuevo Gobierno checo de transición jura su cargo ante el presidente Klaus

El nuevo Gobierno checo de transición jura su cargo ante el presidente Klaus

Praga, 8 may (EFE).- El nuevo Gobierno de transición de la República Checa, país que preside la Unión Europea (UE) este semestre, juró hoy su cargo ante el jefe del Estado, Vaclav Klaus.

El nuevo Ejecutivo de tecnócratas, liderado por el independiente Jan Fischer, dirigirá el país hasta los comicios anticipados del próximo octubre, después de que cayera el gabinete conservador de Mirek Topolanek por una moción de censura el pasado marzo.

El solemne acto, celebrado en el Castillo de Praga, consistió en el juramento y su confirmación por escrito y en el protocolario saludo al jefe de Estado.

Entre los retos de Fischer al frente del Ejecutivo figuran llevar a buen término la Presidencia de turno de la UE y la elaboración de los Presupuestos Generales de 2010.

"El hecho de que este Gobierno no haya surgido de unas elecciones parlamentarias no le quita valor", declaró Fischer, después de que juraran el cargo sus dieciséis ministros, entre los que figuran tres mujeres (Justicia, Sanidad y Educación).

Este nuevo gabinete surgió de un controvertido acuerdo, por estar al margen de los mecanismos establecidos por la Constitución, fraguado entre conservadores, socialdemócratas y verdes.

Estas tres formaciones propusieron los candidatos a Fischer, dejándole nula capacidad de maniobra.

El nuevo primer ministro, experto en estadística, afirmó que dirigirá el país y asegurará su funcionamiento "con tranquilidad y eficacia", hasta los comicios anticipados de octubre.

Como nuevo primer ministro del país que ostenta la Presidencia de turno de la UE, Fischer tendría que encabezar, en principio, la Presidencia del Consejo.

El jefe de Estado checo, el euro-escéptico Vaclav Klaus, constató que, en sus poco más de seis años en el cargo, es el quinto Gobierno que nombra y señaló: "no sé si esto es un ejemplo de estabilidad".