El Papa y Uribe analizan la lucha contra el narcotráfico y la pacificación

  • Ciudad del Vaticano, 30 abr (EFE).- El papa Benedicto XVI recibió hoy en audiencia en el Vaticano al presidente de Colombia, Alvaro Uribe, con quien analizó la lucha contra el narcotráfico y la colaboración entre la Iglesia y el Estado para consolidar la pacificación nacional, informó la Santa Sede.

El Papa y Uribe analizan la lucha contra el narcotráfico y la pacificación

El Papa y Uribe analizan la lucha contra el narcotráfico y la pacificación

Ciudad del Vaticano, 30 abr (EFE).- El papa Benedicto XVI recibió hoy en audiencia en el Vaticano al presidente de Colombia, Alvaro Uribe, con quien analizó la lucha contra el narcotráfico y la colaboración entre la Iglesia y el Estado para consolidar la pacificación nacional, informó la Santa Sede.

Benedicto XVI y Uribe hablaron a solas durante media horas en la biblioteca privada del Pontífice, en un ambiente de cordialidad, y tras la audiencia el mandatario colombiano se entrevistó con el "ministro de Exteriores" vaticano, el arzobispo Dominique Mamberti.

No pudo entrevistarse con el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Tarcisio Bertone, debido a que éste está de viaje en Polonia.

Según precisó la Santa Sede en un comunicado, "los cordiales coloquios" permitieron "un fructuoso intercambio de opiniones sobre temas de la actual coyuntura internacional y regional".

"También se analizaron algunos aspectos de la situación del país suramericano, en particular sobre la lucha contra el narcotráfico y sobre las políticas sociales para mejorar las condiciones de vida de tantas personas" que están en "condiciones de pobreza", subrayó el Vaticano.

A Alvaro Uribe le rindió honores una unidad de la Guardia Suiza en el patio de San Dámaso y le recibió el prefecto de la Casa Pontificia, el arzobispo James Harvey, que le acompañó hasta la biblioteca privada.

En la puerta, en la llamada Sala del Tronetto, le recibió Benedicto XVI, quien de manera cordial y sonriente le dijo en español: "Bienvenido señor presidente", a lo que Uribe respondió "Cómo me gusta tanto que me haya recibido, muchas gracias".

Todavía en la puerta de la biblioteca el Papa sonriente prosiguió en español: "entiendo el castellano, pero no lo hablo".

Una vez sentados uno enfrente al otro, Uribe dijo a Benedicto XVI: "Cómo me gusta verle Santidad, me emociona mucho esta audiencia".

Tras hablar a solas durante media hora, con la ayuda de un intérprete, entró en la biblioteca el séquito presidencial formado por catorce personas entre ellas, la mujer de Uribe, Lina Moreno, y el ministro de Exteriores, Jaime Bermúdez Merizalde.

También formaron parte el jefe de protocolo, Julio Anibal Riaño; el jefe de prensa, Cesar Mauricio Velasquez; y los embajadores ante la Santa Sede e Italia, Juan Gómez Caballero y Sabas Pretel de la Vega.

Uribe regaló al Papa unos gemelos de plata con incrustaciones de ónix, de una conocida firma joyera colombiana. Benedicto XVI le entregó la medalla en oro de su Pontificado.

Concluida la audiencia y el encuentro con Mamberti, Uribe visitó la Basílica de San Pedro y la tumba de Juan Pablo II, en la cripta vaticana, ante la que oró.

La visita a la Santa Sede también incluyó la asistencia de Uribe a una misa en la iglesia de Santa Ana, la parroquia del Vaticano, oficiada por el cardenal colombiano Dario Castrillón Hoyos.

Esta ha sido la tercera visita de Uribe al Vaticano. La primera fue el 12 de febrero de 2004, cuando fue recibido por Juan Pablo II, y la segunda el 24 de abril de 2005, cuando la misa solemne de comienzo de Pontificado de Benedicto XVI.

Alvaro Uribe se reunirá también hoy con el presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, antes de regresar mañana a Colombia.