El PP cree que Revilla debe fijarse en los demás y no "renunciar" al argumento de la deuda histórica

Diego acusa a Zapatero de repartir "millonadas" a Cataluña y Andalucía y dejar al resto "a dos velas" SANTANDER, 20 (EUROPA PRESS) El presidente del PP cántabro, Ignacio Diego, consideró hoy que el jefe del Ejecutivo regional, Miguel Ángel Revilla, "no debe renunciar" al argumento de la "deuda histórica" a la hora de negociar la nueva financiación autonómica, porque Cantabria tiene razones "como cualquier otra comunidad" para reclamar una deuda en infraestructuras que "no es discutible". A su juicio, "es bueno fijarse" en cómo lo están haciendo otras regiones "y cómo lo están consiguiendo" y "si las demás, con el argumento de la deuda histórica, arrancan un euro a Zapatero, Revilla no debe renunciar a este argumento". "No hay más que mirar alrededor lo que están haciendo otros y lo que están consiguiendo, y cómo a Revilla Zapatero le toma el pelo", afirmó Diego en rueda de prensa. El líder del PP criticó que el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, mientras reparte "millonadas" a Cataluña y Andalucía para "comprar votos" y "mantenerse en el sillón", deja a los demás "a dos velas" y a Cantabria sin "un centímetro" de línea de alta velocidad, tras "cinco años de promesas" en los que Revilla ha sido "incapaz de mover un solo papel" de esa conexión ferroviaria con Madrid. "Debe de ser que las anchoas de Chaves y de Montilla son más gordas o mejores que las de Revilla", ironizó. Para Diego, el Gobierno cántabro "no puede seguir en la actitud" que mantiene frente a la financiación autonómica porque si continúa así, la Comunidad "perderá posiciones, perderá la posición de privilegio" conseguida con los gobiernos del PP, que la convirtió en la comunidad con mejor financiación per capita. "Y eso no se lo puede permitir Cantabria", apostilló. En su opinión, los planteamientos teóricos que debe defender Cantabria en la negociación de la financiación autonómica están claros, pero el problema es que también hacen falta actitudes y no las ve en el Gobierno regional que, según dice, se define por el "seguidismo y la ausencia de reivindicación" frente a Zapatero. Así, insistió en los cinco años de promesas sin concretar y puso como ejemplos la Autovía Dos Mares, que es "el cuento de la buena pipa y aburre a los cántabros"; los retrasos en la firma del convenio de Valdecilla y la transferencia de los 200 millones de euros de Fondos de Cohesión, que considera "injustificados", o la línea de alta velocidad, en la que no se ha movido "un papel". En palabras de Diego, sólo esto último "debería hacer que Cantabria se levante frente a un Gobierno que está arrodillado" ante Zapatero.