El PP planteará hoy acabar con los meses inhábiles del Congreso y el PSOE ofrece la Diputación Permanente

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El PP planteará hoy en el Junta de Portavoces del Congreso acabar con los periodos no ordinarios de sesiones, los meses que, como enero o julio, no se pueden celebrar plenos. Desde el PSOE ofrecen regular un número determinado de reuniones de la Diputación Permanente en esos periodos. La semana pasada, la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, ya avanzó su idea de evitar que el Congreso paralice su actividad ordinaria en los meses de enero y de julio e incluso se mostró dispuesta a estudiar la vía de la reforma de la Constitución, que excluye dichos meses de los periodos ordinarios de sesiones. El PSOE, a través de su portavoz en el Congreso, José Antonio Alonso, ofreció ayer una reforma reglamentaria que garantice la celebración de una serie de reuniones de la Diputación Permanente, el órgano que sustituye al Pleno en esos meses inhábiles. SIN REFORMAR LA CONSTITUCIÓN Alonso admitió que el PSOE está valorando desde hace días cómo articular el asunto "en términos prácticos", por lo que rechazó de plano una reforma de la Carta Magna, una de las fórmulas que sugirió el PP. Y es que, a su juicio, ello supondría remitirlo "al limbo". "El PP no ha querido entrar en reformas constitucionales mucho más claras, como la igualdad entre hombre y mujer en el orden sucesorio a la Jefatura del Estado o la reforma de la Cámara, y ahora hace un planteamiento exagerado porque el asunto se puede resolver desde una reforma del Reglamento del Congreso y eventualmente del Senado", defendió. En concreto, el dirigente socialista abogó por activar "de un modo adecuado, sistemático y regulado" la Diputación Permanente, "respetando siempre las previsiones constitucionales", para cubrir los meses de enero y julio en las Cortes Generales. "Es posible y vamos a hacer una apuesta política por traducir eso en una reforma del Reglamento del Congreso", insistió. INFORME JURÍDICO DE LA CÁMARA A renglón seguido, la portavoz del PP quiso dejar claro que su partido nunca se ha opuesto a la reforma de la Constitución para asuntos puntuales como la sucesión de la Corona y no tendría inconveniente en retocar la Carta Magna para arreglar el problema de los meses inhábiles del Congreso. "Le pediría que fuera más fiel a la verdad", replicó a Alonso. Según explicó, el PP pedirá hoy a la Junta de Portavoces un informe de los servicios jurídicos de la Cámara baja para aclarar cómo puede solventarse esa limitación recogida en la Constitución para los meses de enero y de verano, y confía en encontrar el respaldo de los demás grupos, incluido el PSOE. Para Sáenz de Santamaría, la disposición de Alonso a dialogar este asunto ya es una "rectificación".