El presidente de Fiyi deroga la Constitución y asume todos los poderes

  • Sídney (Australia), 10 abr (EFE).- El presidente de Fiyi, Ratu Josefa Iloilo, derogó hoy la Constitución y asumió todos los poderes ante la nueva crisis política surgida en esta pequeña nación del Pacífico Sur.

El presidente de Fiyi deroga la Constitución y asume todos los poderes

El presidente de Fiyi deroga la Constitución y asume todos los poderes

Sídney (Australia), 10 abr (EFE).- El presidente de Fiyi, Ratu Josefa Iloilo, derogó hoy la Constitución y asumió todos los poderes ante la nueva crisis política surgida en esta pequeña nación del Pacífico Sur.

Iloilo, en un mensaje a la nación, televisado y emitido por radio, indicó que también nombrará un primer ministro interino en sustitución de Frank Bainimarama, jefe de las Fuerzas Armadas que llegó al poder en 2006 por medio de un golpe de estado.

"Confirmo que he derogado la Constitución de 1997 y me he nombrado jefe de Estado del nuevo orden", dijo Iloilo durante su discurso.

Las medidas de Iloilo llegaron un día después de que el Tribunal de Apelaciones declarara ilegal la disolución del Gobierno del ex primer ministro Laisenia Qarase a manos de los golpistas encabezados por Bainimarama, y ordenará su destitución como jefe del Ejecutivo fiyiano.

Tras el anuncio oficial, Bainimarama también se dirigió a la población por medio del canal estatal de televisión, para explicar que había comunicado al presidente Iloilo su decisión de acatar la orden del Tribunal, aunque precisó que continuaría al mando de las Fuerzas Armadas.

La Constitución derogada por Iloilo concedía al presidente un mero papel protocolario en los asuntos de Estado, y establecía que el poder para gobernar recaía sobre el primer ministro y su Gabinete.

En su discurso, Iloilo anunció además la celebración de elecciones generales en 2014, una de las recomendaciones hechas la víspera por el Tribunal de Apelaciones al dictar su fallo.

En un principio, Bainimarama se comprometió con la Unión Europea (UE) a celebrar elecciones en marzo de 2009, lo más tarde, pero el pasado año revocó su decisión y consideró que ese plazo de tiempo era insuficiente para acometer todas las reformas que creía necesarias para garantizar unos comicios libres y justos.

Según la sentencia emitida por el Tribunal en respuesta a un recurso presentado por los abogados del ex primer ministro Qarase contra su destitución y la de su Gobierno.

La Constitución de 1997 no concedía al presidente Iloilo la potestad para legitimar el Gobierno que instaló Bainimarama con su golpe de Estado.

Banimarama fue nombrado primer ministro el 5 de enero de 2007, después de convencer al presidente Iloilo de que esa medida daría estabilidad al país y legitimidad a su Gobierno.

La Commonwealth, Estados Unidos, la Unión Europea, Australia, Nueva Zelanda y la mayoría de los gobiernos del Pacífico central y meridional, entre otros, presionan desde hace dos años a Fiyi para que restablezca la democracia.