El principal partido opositor pide la dimisión del primer ministro nepalì

  • Katmandú, 4 may (EFE).- El Partido del Congreso Nepalí, principal fuerza de la oposición, exigió hoy la dimisión del primer ministro, el maoísta Pushpa Kamal Dahal, alias Prachanda, después de que su más importante socio de Gobierno le retirara el apoyo por la decisión de destituir al jefe del Ejército.

Dimite el primer ministro nepalí, tras perder el apoyo de sus socios

Dimite el primer ministro nepalí, tras perder el apoyo de sus socios

Katmandú, 4 may (EFE).- El Partido del Congreso Nepalí, principal fuerza de la oposición, exigió hoy la dimisión del primer ministro, el maoísta Pushpa Kamal Dahal, alias Prachanda, después de que su más importante socio de Gobierno le retirara el apoyo por la decisión de destituir al jefe del Ejército.

"Pedimos que el Gobierno del primer ministro Pushpa Kamal Dahal dimita y que allane el camino para un Gobierno nacional", dijo a la prensa el dirigente opositor Prakash Saran Mahat tras una reunión del comité central de su formación.

Mahat recordó que el Gobierno, encabezado por el Partido Maoísta de Prachanda, se encuentra ya en minoría.

El principal aliado de los maoístas, el Partido Marxista-Leninista, abandonó el Ejecutivo en protesta por la decisión gubernamental "unilateral" de destituir al jefe del Ejército, el general Rookmangud Katawal, orden que fue poco después revertida por el presidente del país, Ram Baran Yadav.

Los maoístas aseguraron hoy que buscarán la anulación de la orden presidencial.

"Pediremos que esa decisión sea anulada -dijo el líder maoísta Top Bahadur Rayamajhi tras una reunión del secretariado central del partido-. Llevaremos el asunto al Parlamento, iremos a los tribunales y a las calles".

Rayamajhi mantuvo que el Gobierno se atuvo al procedimiento para destituir al general Katawal mientras que el presidente actuó como si tuviera poderes ejecutivos cuando su cargo es básicamente ceremonial.

El responsable maoísta calificó de "golpe de Estado" la actuación de Yadav y anunció que Prachanda dará esta tarde un mensaje a la nación.

De acuerdo con la ley, sólo el presidente puede nombrar al jefe de las Fuerzas Armadas, aunque tras la recomendación del Gobierno.

Los expertos legales no se ponen de acuerdo sobre quién tiene en realidad la potestad de expulsar al jefe del Ejército, ya que Nepal carece de una Constitución definitiva y se rige por una interina fruto del acuerdo de paz de noviembre de 2006.

La crisis ha puesto en peligro la supervivencia del Gobierno de Prachanda y, con ella, el proceso de paz, que aún tiene pendiente la redacción de una Constitución y la integración de la antigua guerrilla maoísta en el Ejército.

Los maoístas ocupan 238 escaños de los 601 de la Asamblea nepalí, tras vencer en las elecciones de abril de 2008.