El PSOE de Málaga movilizará a más de 2.000 personas para el acto de campaña de mañana en Dos Hermanas

MÁLAGA, 23 (EUROPA PRESS)

El secretario de Organización del PSOE malagueño y coordinador de la campaña, Francisco Conejo, anunció hoy que más de 2.000 militantes y simpatizantes socialistas de la provincia se trasladarán mañana domingo a Dos Hermanas (Sevilla) para el acto central del PSOE andaluz en esta campaña de las elecciones europeas.

La número tres en la candidatura socialista al Parlamento europeo y presidenta del PSOE de Málaga, Magdalena Álvarez, intervendrá en el acto junto con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán y el secretario general del PSOE andaluz, Manuel Chaves, "demostrando así el peso político del socialismo malagueño", señaló Conejo a través de un comunicado.

Para la campaña socialista en Andalucía está prevista la participación, entre otros, del ex presidente del Gobierno Felipe González, que podría protagonizar el acto central de la campaña en Málaga el próximo 1 de junio; Griñán, que participará en un acto con colectivos; el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que asistirán a sendos actos en la Costa del Sol, y el ex ministro Jesús Caldera, que intervendrá en un acto en Antequera.

Asimismo, en la campaña está prevista la participación de la mayoría de los consejeros del Gobierno andaluz en actos por toda la provincia. También tendrán una presencia "importante"Álvarez y el vicesecretario general del PSOE malagueño y secretario de la Presidencia del Gobierno, Bernardino León Gross, que el próximo lunes mantendrá un encuentro con jóvenes empresarios e inaugurará la nueva sede del PSOE de Ronda.

Para el secretario de Organización del PSOE malagueño está, por un lado, "el sistema que defiende el PP, ligado al enfoque ultraliberal en economía, al pensamiento conservador en política y al belicismo preventivo en las relaciones internacionales", frente al modelo socialista, "que apuesta por un nuevo modelo de crecimiento sostenible, basado en principios de la economía social de mercado, en el máximo desarrollo de la democracia y de los derechos civiles y en el diálogo y el entendimiento como forma de resolver los problemas del mundo".