El Sinn Fein disfrutó también de los subsidios parlamentarios, según un rotativo

  • Londres, 10 may (EFE).- Los cinco diputados del Sinn Fein, brazo político del Ejército Republicano Irlandés (IRA), en el Parlamento británico también han disfrutado del sistema de subsidios parlamentarios pese a no ocupar sus escaños.

El Sinn Fein disfrutó también de los subsidios parlamentarios, según un rotativo

El Sinn Fein disfrutó también de los subsidios parlamentarios, según un rotativo

Londres, 10 may (EFE).- Los cinco diputados del Sinn Fein, brazo político del Ejército Republicano Irlandés (IRA), en el Parlamento británico también han disfrutado del sistema de subsidios parlamentarios pese a no ocupar sus escaños.

Así lo revela hoy el dominical "The Sunday Telegraph", en una nueva entrega sobre el escándalo que salpica a muchos diputados británicos por abusar del dinero público para subvencionar la decoración de sus viviendas o la compra de mobiliario.

En el caso del Sinn Fein, el rotativo dice que sus diputados han reclamado 310.000 libras (unos 347.510 euros) en cinco años por el alquiler de viviendas, si bien no acuden al Parlamento porque no han jurado lealtad a la reina Isabel II.

Según la información, los cinco diputados republicanos, entre ellos el líder y el número dos, Gerry Adams y Martin McGuinness, han alquilado propiedades a un precio por encima del valor del mercado en el norte de la capital británica.

En el caso de Adams y McGuinness, ambos reclamaron dinero público por gastos de alquiler estimados en 3.600 libras mensuales (unos 4.032 euros) por un piso de dos dormitorios que compartían, si bien el valor del mercado es de 1.400 libras (unos 1.569 euros) mensuales.

Los otros tres diputados del Sinn Fein reclamaron 5.400 libras (6.053 euros) mensuales por el alquiler de una casa que compartían, pero que los agentes inmobiliarios situaron el coste en 1.800 libras (unos 2.017 euros) mensuales.

Pero los vecinos de estas propiedades, según el dominical, han dicho que no recuerdan haber visto por allí a los diputados cuando los periodistas les mostraron fotos de los políticos.

Los cinco diputados han asegurado que actuaron correctamente y que el dinero fue "reclamado de manera legítima" y que viajaban "regularmente" a Londres para trabajar.

Las revelaciones también llegan al ex primer ministro británico laborista Tony Blair, quien al parecer aprovechó del sistema de aportaciones económicas para pagar los intereses de una nueva hipoteca que sacó mientras estaba en el poder.

La ministra británica de Comunidades, Hazel Blears, trató de defender hoy la cara del Gobierno al afirmar que entendía cómo se sentía la gente por estas revelaciones y reconoció que el sistema de compensaciones económicas debe ser modificado.

"El sistema está mal, tiene que se cambiado. Lo que tenemos que hacer es resolverlo lo más pronto posible", dijo Blears en unas declaraciones a la cadena BBC.

Este es el tercer día que el periódico revela la cantidad de dinero público reclamado por los diputados, en muchos casos compensaciones absurdas que ponen en entredicho la integridad de los parlamentarios.

Las reglas estipulan que los diputados deben asegurarse de que el dinero solicitado está directamente relacionado con sus actividades parlamentarias y que no debe haber un "mal uso del dinero público".

Los comentaristas resaltan que estos abusos afectan la integridad del Parlamento de Westminster, visto siempre como modelo de representación del pueblo.

Esta información aparece en momentos en que el apoyo del electorado al Gobierno laborista de Brown cae cada vez más a tan sólo un año de la convocatoria de elecciones generales.