El vicepresidente guatemalteco rompe su silencio y llama a la unidad nacional

  • Guatemala, 14 may (EFE).- El vicepresidente de Guatemala, Rafael Espada, rompió hoy su silenció y llamó a la población a la unidad nacional frente a los señalamientos que implican al jefe de Estado, Álvaro Colom, en el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg.

Guatemala, 14 may (EFE).- El vicepresidente de Guatemala, Rafael Espada, rompió hoy su silenció y llamó a la población a la unidad nacional frente a los señalamientos que implican al jefe de Estado, Álvaro Colom, en el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg.

Espada explicó que estuvo en una fase de meditación y reflexión frente a una situación "muy preocupante de violencia que ha estado afectando a Guatemala" y que por ello, no había reaccionado en este caso, que salió a luz pública el pasado lunes, un día después del asesinato del jurista.

"La falta de principios y valores, el desprecio a la vida, han despertado en nosotros gran preocupación, dolor y angustia", pero esos sentimientos "deben llevarse por caminos correctos y legales, constructivos, que busquen la verdad y la justicia", dijo en su declaración.

Aseguró que el presidente y él son "hombres de unidad, no de partido, respetuosos del Estado de Derecho, de la Constitución y la ley".

Sostuvo que los asesinatos del empresario Khalil Mussa y su hija Marjorie, perpetrados en abril pasado, y la del abogado Ronsemberg, "han causado especial indignación, como la debe causar cualquier otra muerte violenta en el país".

Sin embargo, apuntó, a esas tres muertes le acompañaron "acusaciones muy serias directamente en contra de personas e instituciones de gran responsabilidad en la conducción del país".

En un vídeo divulgado el pasado lunes y que había grabado cuatro días antes de su asesinato, Rosenberg acusó del hecho a Colom, a su esposa, Sandra Torres, y a su secretario privado de la Presidencia, Gustavo Alejos, entre otros.

El vicepresidente dijo que el Ministerio Público (MP), acompañado de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG), que dirige el jurista español Carlos Castresana, y el FBI, realizan una investigación científica y rápida del caso.

"Esta investigación debe tener el propósito que se encuentre la verdad, que las autoridades, bajo estricto apego a la ley, deduzcan responsabilidades y que se cumplan las sanciones con fuerza y prontitud que está demandando el pueblo", señaló.

El dignatario hizo un llamamiento al pueblo guatemalteco a la reflexión y a la "unidad nacional total", porque el mundo entero, dijo, "está esperando nuestra respuesta. Demostremos que Guatemala puede ser un país democrático", apuntó.

"Exijamos justicia e investigación (pero), guardemos la cordura y respetemos a los demás", añadió el vicepresidente, un prestigioso cardiólogo reconocido a nivel internacional.

También, Espada hizo un llamamiento para que no se acuse "sin bases o evidencias" y anotó que si existen, "valientemente presentémoslas para hacer de Guatemala un país de justicia, paz y dignidad".

Los señalamientos en contra del presidente han causado en el país uno de los mayores escándalos políticos. Colom descalificó el contenido del vídeo, aseguro que se llegará a la verdad y que no renunciará al cargo para el que fue electo en noviembre de 2007.