El vicepresidente paraguayo dice que "no es fácil hablar con Lugo"

  • Buenos Aires, 17 may (EFE).- El vicepresidente paraguayo, Federico Franco, dijo en una entrevista publicada hoy por la prensa argentina que "no es fácil hablar" con su presidente, Fernando Lugo, quien "está acostumbrado a ser obispo y a patear las cosas para adelante".

El vicepresidente paraguayo dice que "no es fácil hablar con Lugo"

El vicepresidente paraguayo dice que "no es fácil hablar con Lugo"

Buenos Aires, 17 may (EFE).- El vicepresidente paraguayo, Federico Franco, dijo en una entrevista publicada hoy por la prensa argentina que "no es fácil hablar" con su presidente, Fernando Lugo, quien "está acostumbrado a ser obispo y a patear las cosas para adelante".

El segundo del Ejecutivo paraguayo, integrante del Partido Liberal Radical Auténtico que conforma la coalición gobernante, reconoció que las relaciones con Lugo "se desgastan" y "ya no son como durante el período proselitista".

En una entrevista concedida al periódico Perfil, de Buenos Aires, Franco dijo que, antes de que el obispo reconociera su paternidad, consideraba a Lugo "como un hombre de Iglesia, un iluminador" que "podría conducir el país con mayor eficiencia, conciliar intereses y llevar adelante los cambios".

"Ahora nos desayunamos cada día con una sorpresa. Temas prioritarios como Itaipú, Yacyretá, Petropar son temas de Estado. Como lo del subsidio a los sesameros", dijo el vicepresidente.

Sobre la posibilidad de un juicio político a Lugo, Franco dijo que eso "es potestad exclusiva y excluyente del Congreso" aunque, de todos modos, opinó que es un proceso "que no le conviene al país".

"Urge que Lugo hable con todos los sectores para buscar acuerdos de Estado. Con todos los partidos de representación legislativa", consideró el vicepresidente, quien subrayó que el mandatario debe terminar su mandato.

"No es fácil hablar con Lugo. El está acostumbrado a ser obispo, a patear las cosas para adelante. Es la diferencia entre el forense y el clínico: uno revisa cadáveres, el otro tiene que salvar vidas. Yo hice Urgencias durante once años. Estoy acostumbrado a solucionar problemas y a medir por resultados", añadió.