El vicepresidente paraguayo reaviva las discrepancias con el presidente Fernando Lugo

  • Asunción, 29 abr (EFE).- El vicepresidente de Paraguay, Federico Franco, reavivó hoy sus roces con el jefe de Estado, Fernando Lugo, al insistir que el ex obispo gobierna para "sus amigos" y margina a a la facción que él lidera en el mayor aliado político del Gobierno.

El vicepresidente paraguayo reaviva las discrepancias con el presidente Fernando Lugo

El vicepresidente paraguayo reaviva las discrepancias con el presidente Fernando Lugo

Asunción, 29 abr (EFE).- El vicepresidente de Paraguay, Federico Franco, reavivó hoy sus roces con el jefe de Estado, Fernando Lugo, al insistir que el ex obispo gobierna para "sus amigos" y margina a a la facción que él lidera en el mayor aliado político del Gobierno.

Lugo mantiene desavenencias con el segundo del Ejecutivo desde su llegada al poder, el 15 de agosto pasado, al frente de una coalición que, aunque está integrada por diversas agrupaciones de izquierda, su principal soporte es el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), al que pertenece Franco.

"No hay un gobierno pluralista para que afecte al universo de los paraguayos, (Lugo) sigue siendo sectario, sigue trabajando con un grupo interno del partido, marginado a otro grupo", expresó Franco a periodistas, al comentar la reunión reservada que mantuvo ayer con el jefe de Estado.

El vicepresidente, miembro de una conocida familia de médicos y de políticos liberales que sientan su base política en Fernando de la Mora, ciudad aledaña a la capital, lidera un sector del PLRA al que Lugo ha marginado de los principales cargos.

En contrapartida, el gobernante ha escogido como colaboradores a referentes del grupo rival, que ocupan cuatro ministerios, y el nuevo disgusto de Franco apunta a Miguel López Perito, secretario general de la Presidencia y jefe de gabinete.

López Perito, ex jefe de campaña de Lugo y activista de izquierda en la época de dictadura de Alfredo Stroessner, "es un funcionario que tiene el mérito de ser amigo del presidente", aseveró Franco al sindicarle de su presunta exclusión de las reuniones de ministros.

El vicepresidente, miembro nato del Consejo de Ministros y que hace el papel de nexo entre Ejecutivo y el Parlamento, se declaró crítico del "secretismo" con el que, según él, se manejan algunos miembros del gabinete.

Por su parte, el ex canciller y senador liberal Miguel Abdón Saguier calificó de "provocador" a López Perito y sostuvo que "pareciera que lo que quiere (Lugo) es alentar una política que reduzca al liberalismo a su mínima expresión".

López Perito afirmó hoy que sólo se ha limitado a dar una información "que salió distorsionada" en los medios de comunicación y anunció una nueva reunión de Lugo con Franco para tratar de zanjar las desavenencias que han derivado, incluso, en cruces personales.

El jefe de gabinete ha declarado que Franco no participa de las reuniones del Consejo de Ministros y le sugirió que haga críticas al interior la coalición gobernante, mientras que el vicepresidente ha rechazado esa afirmación al expresar que jamás ha faltado y que tiene documentos para comprobarlo.

"Si te muerde un perro en la calle no te podés enojar con él y mandarlo a la cárcel, sino que tenés que enojarte con el dueño", ironizó, por su parte, el senador, ex vicepresidente del país y hermano del actual segundo del Ejecutivo Julio César Franco.

Sin embargo, el ministro de Interior, Rafael Filizzola, minimizó el enojo de los Franco y de su grupo al afirmar que la falta de coordinación entre Lugo y el vicepresidente "se ha dado siempre y nunca ha sido motivo para que un gobierno no llegue hasta el final".