ERC avisa a Zapatero de que ni girando a la izquierda le dará más crédito si no cumple con Cataluña

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

El secretario general de ERC y portavoz en el Congreso, Joan Ridao, advirtió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que ni girando a la izquierda le dará ya más crédito si no cumple con los temas que el Estado tiene pendientes con Cataluña, como la financiación o el despliegue del Estatut. Aseguró que ERC está "cansada de tanto cinismo y falso optimismo" del Gobierno.

En rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva del partido, aseguró que el giro a la izquierda de Zapatero no es más que una "auténtica ofensiva demagógica izquierdista del PSOE" que ve ya habitual ante la proximidad de debates parlamentarios importantes.

Avisó de que utilizará el debate para advertirle a Zapatero de que "no cuente con ERC", porque ya han "agotado la paciencia". "No daremos más crédito al PSOE y a Zapatero", dijo, hasta que el Gobierno "cumpla" con Cataluña. Entretanto, que el Ejecutivo "no espere ningún favor ni concesión" de los republicanos en el Debate del Estado de la Nación.

"No nos venga con el rollo de la política social", aseveró, porque tampoco en este terreno le creen, teniendo en cuenta experiencias como la infradotación económica de Ley de Dependencia o el recorte del 30% del fondo de inmigración. En definitiva, para Ridao, Zapatero "ha dinamitado el diálogo" con cualquier partido y eventuales aliados porque "ha acabado tomando el pelo a todos".

Condicionó su apoyo a temas como la renta básica para los parados sin prestación a que el Gobierno acepte impulsar una reforma en profundidad de la protección social y de la gestión del paro, y a que traspase a las comunidades la gestión de estas ayudas, pues "no puede ser que el Estado tenga el monopolio de la repartidora y se dedique a hacer asistencialismo puro y duro" y "propaganda", porque esto es "desleal", más aún sin acuerdo de financiación.

Sobre la crisis, dijo que ERC evidenciará las debilidades estructurales del modelo económico español, pero no tiene intención de "profetizar desastres". "No deseamos un escenario ruinoso, como probablemente desea el PP", censuró, pero sí criticarán las medidas de "bajo contenido anticíclico" como el retorno de los 400 euros del IRPF.

ERC alertó de que el intento del Gobierno de "crear un clima artificial de confianza" crea "escepticismo". "No es suficiente para salir de la crisis esta mezcla de socialismo mágico y de hierbas medicinales", censuró, sino que esperan un Gobierno "capaz de explicarse" y hacer pedagogía.

En el Debate del Estado de la Nación presentará propuestas de resolución sobre la conveniencia de un pacto de Estado en torno a la salida a la crisis, sobre el modelo de financiación, las concreciones del traspaso ferroviario de Cercanías, el impulso del corredor ferroviario mediterráneo, el modelo de gestión de El Prat y sobre política social, además de la reclamación del catalán en las Cortes y en las instituciones europeas.

Se trata de insistir en propuestas aprobadas por Govern y CiU --el "mínimo exigible"-- en el Parlament o en el Congreso pero que el Gobierno "no acaba de cumplir" con el objetivo de buscar el máximo consenso catalanista, al tratarse de temas importantes para Cataluña. "No vamos a presentar resoluciones para incomodar a nadie, ni al PSC ni a CiU. Vamos a hacer la prueba de algodón al Gobierno del PSOE", aseguró. Si el PSC acabara votando diferente de lo que votó en el Parlament, "será su problema".

En su interés para propiciar "amplios acuerdos" en los temas estratégicos para Cataluña, dijo que tampoco tendrá inconveniente en aprobar medidas de CiU que vayan en esta línea, como tampoco lo tendrá para votar junto al PSOE otros temas -como el rechazo a las propuestas del PP irreconciliables con ERC--, aunque matizó: "Esto no querrá decir que demos apoyo al Gobierno, sino sencillamente que estamos en contra del PP". Al PSOE ya le avanzó que no piensa negociar las resoluciones hasta ver su actitud en el Debate del Estado de la Nación.