Felipe González cree que la derecha española es la más "reaccionaria" y "torpe" de toda Europa

Insiste en la necesidad de que las políticas contra la crisis se articulen desde el ámbito europeo y no a nivel local

GIJÓN, 23 (EUROPA PRESS)

El ex presidente del Gobierno, el socialista Felipe González, dijo hoy que España cuenta con la derecha más "reaccionaria" y "torpe" de toda Europa, en alusión al PP, una formación, que según González "no se entera". Además, el socialista consideró una contradicción que haya quienes condenan la violencia de ETA y siguen sin condenar la dictadura del franquismo.

González hizo estas consideraciones en un acto político, ante unas 2.000 personas, celebrado en el polideportivo del Centro Municipal Gijón Sur, en el que también participaron el presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, el secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, y la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso.

González también hizo referencia, en tono jocoso, al también ex presidente José María Aznar (PP), y señaló que si de verdad tiene la solución contra la crisis económica "que se la cuente a Rajoy y deje de hacer el ridículo". Felipe González recordó la etapa en la que él mismo estaba negociando fondos de cohesión para España y desde el PP le llamaron "pedigüeño", algo que puso en peligro importantes inversiones para el país. "Obstaculizaron la negociación, que estuvo a punto de romperse por su posición", dijo.

A juicio de Felipe González, el PP no entiende que sin Europa no se puede ir a ninguna parte y apostó por "sumar Europa", algo que sólo puede ofrecer la alternativa socialista. "Si no lo hacemos nosotros, no lo van a hacer los conservadores", apostilló.

COORDINACIÓN.

Felipe González destacó el papel "fundamental" que tiene que jugar Europa, con medidas "coordinadas" a la hora de hacer frente a la crisis económica. Por eso, insistió en que no entiende que se propongan ayudas al automóvil desde España, y que en el mismo país se produzcan discrepancias entre distintas comunidades autónomas. "¿Cómo es posible que no se coordinen las ayudas al automóvil? Es una locura", apuntó.

"Sería más lógico que Europa trate de salvar la industria del automóvil de una forma coherente y armonizada", comentó el ex presidente del Gobierno, que dijo que ante una crisis global, lo que falla es la "gobernanza global" de la crisis y sus desafíos. "Las respuestas nacionales son insuficientes para enfrentar los desafíos globales", apostilló.

De hecho, González, señaló que para crear un marco regulatorio razonable para hacer frente a la crisis hay que ponerse de acuerdo con EEUU, pero primeo hay que ponerse de acuerdo entre los miembros que integran la propia Europa.

Así, el ex presidente del Gobierno identificó un problema existente en Europa, fomentado, entre otras razones, por un nacionalismo que está dañando a la Unión. Así, de cara a las elecciones del próximo 7 de junio, González apostó por evitar que se dé la "paradoja" de que haya una mayoría electa que esté "en contra" de Europa y el propio Parlamento Europeo.

De cara al futuro, Felipe González señaló que los nuevos europarlamentarios que resulten elegidos han de fomentar esas medidas coordinadas y más intensas contra la crisis, acabando con los mecanismos para lavar dinero. También apostó por un cambio del modelo productivo, en el que se busque competir en base a la excelencia, la innovación y la productividad. A su juicio, la agenda de Lisboa "ha fracasado", porque la distancia con EEUU en cuanto a innovación ha aumentado.

Por último, se mostró partidario de un cambio del modelo energético, armonizado entre toda Europa, así como de la articulación de políticas de fronteras comunes, que no criminalicen a los inmigrantes, sino a quienes trafican con las personas.