Gordon Brown puede sufrir una humillante derrota en las elecciones locales

  • Londres, 10 may (EFE).- El primer ministro británico, Gordon Brown, en medio de una polémica por los gastos de los diputados laboristas, puede sufrir una humillante derrota en los comicios locales del mes próximo, señala hoy "The Sunday Times".

El Sinn Fein disfrutó también de los subsidios parlamentarios, según un rotativo

El Sinn Fein disfrutó también de los subsidios parlamentarios, según un rotativo

Londres, 10 may (EFE).- El primer ministro británico, Gordon Brown, en medio de una polémica por los gastos de los diputados laboristas, puede sufrir una humillante derrota en los comicios locales del mes próximo, señala hoy "The Sunday Times".

Un análisis de los expertos en elecciones Colin Rallings y Michael Thrasher, hecho para ese dominical británico, indica que el Laborismo de Brown puede quedar en tercer lugar, por detrás de los conservadores y los liberal demócratas, en las elecciones municipales que se celebrarán en Inglaterra el 4 de junio.

Estos expertos anticipan que los laboristas pueden perder ayuntamientos que controlan y, de quedar en un tercer puesto, el desafío al liderazgo de Brown puede resultar inevitable.

Este análisis sale publicado junto con un sondeo sobre intención de voto que sitúa a los laboristas con el 27 por ciento de apoyo, una caída de siete puntos frente a otro publicado el mes pasado, mientras que los "tories" subieron dos puntos hasta colocarse con el 43 por ciento de respaldo.

El Partido Liberal Demócrata, tercera formación del Reino Unido, subió dos puntos hasta 18 por ciento, según la encuesta, hecha por la firma YouGov para el dominical británico, que no especifica la cantidad de adultos encuestados.

Según el periódico, Brown hará un reajuste del Gobierno después de las elecciones municipales para restablecer su autoridad, y se estima que la ministra de Interior, Jacqui Smith, sea sustituida tras una serie de escándalos por abusar del sistema de compensaciones económicas que disfrutan los parlamentarios.

Otra encuesta publicada hoy por el periódico "The Mail on Sunday" señala que el escándalo de los subsidios de los diputados ha empujado al Laborismo al nivel más bajo desde que las encuestas sobre intención de voto empezaron a elaborarse en 1943.

Un sondeo hecho por la firma BPIX para ese dominical señala que el Laborismo cuenta con el apoyo de tan sólo el 23 por ciento de los votantes, muy por detrás de los "tories", que cuentan con 45 por ciento, y de los liberal demócratas, que tienen el 17 por ciento.

BPIX entrevistó a 2.246 adultos en todo el país entre el jueves y el viernes pasado.

De repetirse esta tendencia de apoyo en unas elecciones generales, el partido conservador de David Cameron puede obtener una mayoría de 220 escaños, con lo que superaría la mayoría de 179 escaños obtenida por el laborista Tony Blair en 1997.

Además, un 52 por ciento de los consultados consideró que Brown debería dimitir como primer ministro.

El Laborismo está sumido en un escándalo tras revelarse cómo los diputados abusaron del sistema de compensaciones económicas de los parlamentarios ya que reclamaron dinero público por cosas absurdas, como la compra de ropa y pañales.