Grupos pro vida reciben con protestas a Obama en una universidad católica

  • Washington, 17 may (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, tiene previsto desplazarse hoy a la Universidad católica de Notre Dame para ofrecer un discurso en la ceremonia de graduación de ese centro, entre numerosas protestas de grupos pro vida.

Grupos pro vida reciben con protestas a Obama en una universidad católica

Grupos pro vida reciben con protestas a Obama en una universidad católica

Washington, 17 may (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, tiene previsto desplazarse hoy a la Universidad católica de Notre Dame para ofrecer un discurso en la ceremonia de graduación de ese centro, entre numerosas protestas de grupos pro vida.

Las protestas, fuera del perímetro del campus, se producen para condenar la decisión de la Universidad, un bastión del catolicismo estadounidense, de invitar a la ceremonia de graduación y de ofrecer un doctorado "honoris causa" al presidente estadounidense, que defiende el derecho al aborto y la investigación con células madre.

Al menos 19 personas fueron detenidas el sábado en el recinto de la Universidad católica de Notre Dame, en South Bend (Indiana) durante las manifestaciones, número que el viernes se elevó a 21.

Los detenidos fueron acusados de allanamiento de propiedad y cuatro de ellos afrontan además cargos de resistencia a la autoridad.

El portavoz de Notre Dame, Dennis Brown, indicó que ninguno de los detenidos es estudiante de la Universidad.

Entre ellos se encuentra el reverendo Norman Weslin, fundador del grupo antiabortista "Corderos de Cristo".

Pese a las protestas de estos grupos, la mayoría de los estudiantes de la Universidad se han declarado partidarios de la presencia de Obama en la ceremonia, en la que cerca de 2.000 graduados recibirán sus títulos.

El principal diario de la ciudad, el "South Bend Tribune", publicaba el sábado un anuncio de una página entera bajo el título "Líderes y Teólogos Católicos Dan la Bienvenida al Presidente Obama a Notre Dame".

El anuncio cuenta con la firma de diferentes profesores y catedráticos universitarios, muchos de ellos procedentes de centros educativos católicos.