Guatemala suspende el criticado estado de calamidad decretado por la gripe A

  • Guatemala, 12 may (EFE).- El Gobierno de Guatemala suspendió hoy el criticado "estado de calamidad pública" que había decretado el pasado miércoles para hacer frente al virus AH1N1, que sólo ha provocado tres casos positivos de gripe A en este país.

Guatemala, 12 may (EFE).- El Gobierno de Guatemala suspendió hoy el criticado "estado de calamidad pública" que había decretado el pasado miércoles para hacer frente al virus AH1N1, que sólo ha provocado tres casos positivos de gripe A en este país.

La suspensión de la medida se hace como una muestra de voluntad y transparencia, comunicó el presidente Álvaro Colom, quien dijo que el virus se enfrentará con medidas administrativas.

El "estado de calamidad pública" restringía, entre otras, la libertad de opinión, una de las medidas más criticadas por diversos sectores de la sociedad, y también dejaba en manos de las autoridades de Salud la decisión de cerrar temporalmente negocios que generan la aglomeración de personas.

Empresarios, políticos de oposición y el procurador de los Derechos Humanos, Sergio Morales, rechazaron esa decisión y la consideraron de "exagerada" por limitar los derechos constitucionales de la población injustificadamente.

La medida todavía no había sido ratificada o rechazada por el Congreso de Guatemala, que tenía hasta mañana para adoptar una decisión al respecto.

El "estado de calamidad pública" fue anunciado por el vicepresidente Rafael Espada el pasado miércoles, cuando Colom se encontraba de visita oficial en Colombia.

La normativa, según Espada, era para que el Gobierno tuviese un mejor campo de acción para evitar la expansión de la gripe A en Guatemala, que mantiene una "alerta naranja" para hacer frente a la enfermedad.

El vicepresidente aseguró este lunes que el brote de gripe A, que ha infectado a una niña de 11 años y dos mujeres de 19 y 22 años, se encuentra "bajo control" en Guatemala, debido a las medidas sanitarias adoptadas por las autoridades.

Las tres mujeres infectadas, según Espada, están fuera de peligro.