La CIA torturó pese a que sospechosos de terrorismo habían confesado, dice un diario

  • Washington, 18 abr (EFE).- La CIA ordenó aplicar la asfixia simulada y otros métodos coercitivos a presuntos miembros de Al Qaeda pese a la afirmación de los interrogadores de que los presos ya habían confesado todo lo que sabían, según el New York Times.

La CIA torturó pese a que sospechosos de terrorismo habían confesado, dice un diario

La CIA torturó pese a que sospechosos de terrorismo habían confesado, dice un diario

Washington, 18 abr (EFE).- La CIA ordenó aplicar la asfixia simulada y otros métodos coercitivos a presuntos miembros de Al Qaeda pese a la afirmación de los interrogadores de que los presos ya habían confesado todo lo que sabían, según el New York Times.

El diario cita a ex funcionarios de los servicios de inteligencia de EE.UU. y a una nota al pie de un memorando legal divulgado esta semana para asegurar que tácticas "especialmente brutales" fueron aplicadas a Abu Zubaydah, a quien, entre otras prácticas, confinaron en cajas y estamparon contra muros.

Las órdenes llegaron de altos cargos en la sede de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Estas órdenes se basaron en informes "muy inflados" sobre la importancia del miembro de Al Qaeda, según muestran entrevistas y una revisión de los documentos publicados esta semana, señala el diario.

Según el New York Times, un ex funcionario con conocimiento del caso explicó que Zubaydah había proporcionado información muy valiosa bajo prácticas de interrogatorio menos severas y que las tácticas coercitivas no produjeron nuevos avances.

La CIA aplicó estas técnicas solo después de que el Departamento de Justicia las autorizara el 1 de agosto de 2002 en uno de los documentos legales secretos divulgados el jueves.

Una nota al pie de uno de los documentos da cuenta de la división entre los funcionarios que interrogaban al detenido en una prisión secreta de la CIA en Tailandia y sus superiores en la sede de la agencia de inteligencia.

La nota indica que el brutal tratamiento a este preso podría haber sido "innecesario", señala el diario.

"Pese a que los interrogadores sobre el terreno consideraron que Zubaydah colaboraba, elementos (personas) dentro de la CIA seguían creyendo que él ocultaba información", se destaca en la nota.

Las fuentes del New York Times explican que EE.UU. comenzó a aplicar la asfixia simulada a Zubaydah por un malentendido acerca de su importancia en Al Qaeda.

En marzo de 2002, cuando fue detenido en Pakistán, el Gobierno del ex presidente George W. Bush aseguró que se trataba de un líder de Al Qaeda, tal y como consta en un documento legal emitido el 1 de agosto de ese año firmado por Jay S. Bybee, el entonces responsable de la Oficina de Asesoramiento Jurídico del Gobierno.

Poco después de su arresto, el detenido comenzó a revelar información valiosa, citando a Khalid Shaikh Mohammed como el cerebro de los atentados del 11-S.

Los interrogatorios comenzaron en Pakistán y después en una prisión secreta en Tailandia.

Semanas después de su detención, un equipo de la CIA llegó y no cambió las tácticas del interrogatorio pero sí comenzaron a privarle de sueño, quitarle la ropa y bajar la temperatura de su celda.

El preso continuó proporcionando información importante y los interrogadores empezaron a pensar que no se trataba de un líder, sino de un miembro que falsificaba documentos para Al Qaeda.

Mediante sus confesiones, Zubaydah proporcionó a la CIA una "hoja de ruta" del funcionamiento operativo de Al Qaeda, según un funcionario de la agencia de inteligencia, lo que permitió seguir la pista a varios otros terroristas importantes, como Mohammed.

Pese a ello, funcionarios estadounidenses seguían pensando que se trataba de un importante líder de Al Qaeda.

Un memorando de 2005, firmado por Steven G. Bradbury, ex funcionario de la Oficina de Asesoramiento Legal de EE.UU., concluyó que la asfixia simulada estaba justificada incluso cuando un preso no sabía tanto como los funcionarios habían creído.