La leyenda del baloncesto Dave Bing es elegido alcalde de Detroit

  • Washington, 5 may (EFE).- El jugador de baloncesto Dave Bing fue elegido hoy alcalde de Detroit (EE.UU.) hasta finales de año, en unas elecciones fuera de calendario para reemplazar a su predecesor, encarcelado tras intentar impedir que saliera a la luz una "aventura" con su ayudante.

La leyenda del baloncesto Dave Bing es elegido alcalde de Detroit

La leyenda del baloncesto Dave Bing es elegido alcalde de Detroit

Washington, 5 may (EFE).- El jugador de baloncesto Dave Bing fue elegido hoy alcalde de Detroit (EE.UU.) hasta finales de año, en unas elecciones fuera de calendario para reemplazar a su predecesor, encarcelado tras intentar impedir que saliera a la luz una "aventura" con su ayudante.

El empresario y ex jugador de baloncesto profesional, de 65 años, consiguió la mayoría de votos y ejercerá el cargo durante al menos ocho meses en sustitución del demócrata Kwame Kilpatrick.

Kilpatrick renunció en septiembre, después de que fuera hallado culpable de obstrucción a la justicia, en un intento de cubrir una relación extra matrimonial con la jefa de su gabinete, y aceptara una condena de tres meses de cárcel como parte de un acuerdo.

Bing, que postuló desde que se conoció la renuncia del alcalde por el puesto, se convertirá en la persona de más edad en ocupar este cargo en Detroit.

Sin embargo, la es estrella los Detroit Pistons tendrá que volver a presentarse a las elecciones en noviembre, cuando terminaba el segundo mandato de Kilpatrick, si quiere conseguir el periodo habitual de cuatro años.

Bing se impuso con el 52,3 por ciento de los votos al teniente de alcalde Ken Cockrel, que hacía de alcalde en funciones desde septiembre y obtuvo el 47,4 por ciento.

Tan sólo el 15 por ciento de los votantes registrados participaron en estos comicios, que según fuentes oficiales le ha costado a la ciudad 2,2 millones de dólares.

Está previsto que el nuevo alcalde jure el cargo la próxima semana.

La ciudad de Detroit pasa por momentos difíciles y afronta, entre otros problemas, un déficit de entre 250 y 300 millones de dólares, un índice de paro de dos dígitos y una oleada de ejecuciones hipotecarias.