La oposición moldava convoca para el domingo una nueva manifestación en Chisinau

  • Moscú, 11 abr (EFE).- La oposición moldava convocó hoy una manifestación para mañana en la que exigirá la libertad de todos los detenidos durante los violentos disturbios del pasado martes, así como el acceso a las listas electorales.

La oposición moldava convoca para el domingo una nueva manifestación en Chisinau

La oposición moldava convoca para el domingo una nueva manifestación en Chisinau

Moscú, 11 abr (EFE).- La oposición moldava convocó hoy una manifestación para mañana en la que exigirá la libertad de todos los detenidos durante los violentos disturbios del pasado martes, así como el acceso a las listas electorales.

"Nuestras principales exigencias a las autoridades serán la puesta en libertad de todos los detenidos", indicó el vicepresidente del Partido Liberal-Democrático, Alexandr Tenase, quien agregó que los participantes en la protesta reclamarán asimismo el acceso de los políticos opositores a las listas de electores.

Según informó la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti desde Chisinau, los participantes en la protesta exigirán también que los abogados tengan acceso a los detenidos, ya que la oposición aseguró tener testimonios de casos de torturas.

El presidente de esa formación, Vlad Filat, subrayó que "será una acción de protesta pacífica, con el fin de expresar la disconformidad de la gente con la forma de actuar de las autoridades".

Serafim Urekian, líder de la alianza Nuestra Moldavia, otra de las formaciones que convoca la manifestación, señaló que la oposición exige "poner fin al terror comunista y liberar de inmediato" a los detenidos, según la agencia rusa Interfax.

Mihai Ghimpu, presidente del Partido Liberal, la tercera de las formaciones opositoras que convocan el acto de mañana, declaró que "no cabe duda de que los disturbios fueron provocados por alborotadores del Partido de los Comunistas".

"Nosotros, los partidos de la oposición, llamamos a renunciar a actos de protesta, pero ahora que ha comenzado el genocidio y el terror del régimen comunista contra sus propios ciudadanos, no podemos permanecer a un lado. Por eso llamamos a todos los ciudadanos a participar en la manifestación del domingo", subrayó.

Mientras, el fiscal de Chisinau, Sergiu Kroitor, acusó a la oposición de atemorizar intencionadamente a la población y aseguró que no ha habido torturas.

"Los interrogatorios a los menores de edad se realizan en presencia de sus padres o de personas de confianza. Muchos ya han sido puestos en libertad", dijo el fiscal, y agregó que todos los detenidos tienen garantizado el derecho a una defensa y son tratados según lo que marca la ley.

Mientras, el presidente del Tribunal Constitucional, Dumitru Publere, anunció que este organismo tiene previsto considerar mañana la solicitud del presidente moldavo y líder del Partido de los Comunistas de Moldavia, Vladímir Voronin, de realizar un recuento de los votos de los comicios parlamentarios del pasado domingo.

El secretario de la Comisión Electoral Central (CEC), Iurie Ciocan, indicó que tienen previsto entregar al Tribunal Constitucional el protocolo oficial de los resultados definitivos mañana por la mañana.

El pasado día 8, la CEC anunció los resultados definitivos de los comicios parlamentarios del pasado domingo, que confirmaron la victoria de los comunistas, pero no les dan el control absoluto del Legislativo.

Según los resultados definitivos, los comunistas obtienen en la nueva Cámara 60 de los 101 escaños, cuando necesitaría 61 para poder formar Gobierno y elegir al presidente del país, lo que en Moldavia es prerrogativa de los diputados.

Las protestas en la capital moldava comenzaron el lunes pasado, tras el anuncio de los resultados preliminares que daban al gobernante Partido Comunista el control absoluto de la Cámara y el derecho de formar Gobierno y elegir al presidente del país.

La oposición denunció un fraude y llamó a sus partidarios a manifestarse en la capital, pero las protestas degeneraron en violentos choques con la Policía y el saqueo de la sede del Parlamento y la residencia presidencial.