La población colombiana en donde se detectó la gripe A está más tranquila

  • Bogotá, 4 may (EFE).- La población colombiana de Zipaquirá, a unos 45 kilómetros al norte de Bogotá, se fue a descansar hoy más tranquila, tras vivir un fin de semana agitado por cuenta del caso de la gripe A que fue reportado en este lugar, el primero en el país.

Bogotá, 4 may (EFE).- La población colombiana de Zipaquirá, a unos 45 kilómetros al norte de Bogotá, se fue a descansar hoy más tranquila, tras vivir un fin de semana agitado por cuenta del caso de la gripe A que fue reportado en este lugar, el primero en el país.

Según Daisy Poveda, una de las enfermeras de la secretaría de Salud de Zipaquirá, lo más significativo de este lunes fue que la gente utilizó las líneas de atención destinadas para atender esta situación.

"Hoy (lunes) tuvimos alrededor de 70 llamadas de Zipaquirá. La gran mayoría preguntaba cómo se debería utilizar el tapabocas y en general, qué medidas de salubridad tenían que tener en cuenta. Al final de la tarde el número de consultas fue mucho menor que en la mañana", relató a Efe la enfermera.

Uno de sus colegas, indicó que en un recorrido que pudo realizar pasado el medio día, vio mucha gente con tapabocas, que realizaba labores cotidianas sin sobresaltos: entraban a los bancos, hablaban por teléfonos móviles, despachaban desde los restaurantes y "así todo lo demás".

Incluso, agregó, que aprovechando que en la mañana no habían suficientes tapabocas, vendedores ambulantes dejaron de ofrecer sus tradicionales productos, para comercializar estos protectores que en estos días pasan a ser una prenda más.

Por otro lado, en los colegios y jardines infantiles se registró un notable descenso del alumnado, pero las profesoras no saben si es que en realidad los niños estaban resfriados, por lo que se recomendaba no asistir a clase, o si "estaban aprovechando la coyuntura para faltar".

En todo caso, buena parte de los que fueron, no portaban el tapabocas, pues algunos pobladores consideran que las autoridades de salud e incluso el Gobierno, "exageran" la situación.

La población espera a que se realicen las anunciadas fumigaciones en centros educativos y en lugares de masiva asistencia de público, como la "Catedral de Sal de Zipaquirá", la principal atracción turística de esta ciudad que alberga unas 120.000 personas.

El gobernador de Cundinamarca, departamento del cual Bogotá es su capital, Andrés González, indicó que ante la escasez de tapabocas, ordenó llevar un "buen número" para que toda la gente pueda portarlos.

"En la mañana repartimos. Seguiremos haciéndolo hasta tener a la población cubierta", apuntó el alto cargo.

A primeras horas de la mañana de hoy, las autoridades municipales, apoyadas por policías de tránsito, realizaron jornadas de control impidiendo que los autobuses que transportan pasajeros hacia Bogotá, llevaran exceso de personas.

"Se está buscando crear conciencia entre la gente sobre las medidas preventivas y eso incluye que no haya exceso de cupo", dijo a radios locales uno de los líderes de la operación.

Para este martes se tienen programadas jornadas masivas de educación en centros comerciales, escuelas, colegios y otros centros de reunión de Zipaquirá.

El domingo, el Gobierno colombiano confirmó el primer caso positivo de la gripe A, y que afecta a un hombre de negocios que regresó de México.

La persona vive en Zipaquirá, pero según los reportes del ministro de Protección Social, Diego Palacios, el paciente está "fuera de peligro y en su casa".

Por lo demás, el Instituto Nacional de Salud (INS) de Colombia envió hoy otras 52 muestras de casos sospechosos del virus AH1N1, a los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.