La T-1 de El Prat entrará en funcionamiento el próximo 16 de junio

  • Barcelona, 7 may (EFE).- La nueva terminal del aeropuerto de El Prat, la T-1, entrará finalmente en funcionamiento el próximo 16 de junio y tendrá en el futuro una estación de metro, puesto que el Ministerio de Fomento y la Generalitat han acordado licitar el proyecto de obras en los próximos meses para que llegue la línea 9.

Barcelona, 7 may (EFE).- La nueva terminal del aeropuerto de El Prat, la T-1, entrará finalmente en funcionamiento el próximo 16 de junio y tendrá en el futuro una estación de metro, puesto que el Ministerio de Fomento y la Generalitat han acordado licitar el proyecto de obras en los próximos meses para que llegue la línea 9.

Así lo ha anunciado hoy el ministro de Fomento, José Blanco, tras reunirse por espacio de cerca de una hora y media en Barcelona con el presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla.

En la comparecencia ante los medios de comunicación, en la que ambos dirigentes han anunciado también el "acuerdo político" que permitirá que la Generalitat tenga la titularidad de Cercanías a partir del 1 de enero de 2010, Blanco ha revelado la fecha de la apertura de la T-1, en estado de pruebas desde le pasado mes de febrero.

De esta forma, el aeropuerto de El Prat estará a pleno rendimiento para la campaña turística de verano.

Blanco ha resaltado la importancia de los proyectos en marcha del Estado en Cataluña y ha recordado los 5.000 millones invertidos en el aeropuerto de Barcelona.

Por otra parte, el ministro ha prometido estudiar la reivindicación de la Generalitat de tener una posición "determinante" en el consorcio que debe gestionar en el futuro el aeropuerto de El Prat.

"Soy plenamente consciente de los planteamientos del Govern y voy a tratar de conciliar el interés general de AENA con el interés legítimo del gobierno catalán", ha remarcado Blanco, que ha pedido "un poco de tiempo" para resolver este asunto.

No obstante, Blanco y Montilla han aclarado en la rueda de prensa que no habían hablado del nuevo modelo de gestión aeroportuaria en su encuentro, aunque el ministro ha garantizado que también habrá "acuerdo" en este asunto con Cataluña, como con Cercanías de Renfe.

La entrada en funcionamiento de la T-1 dará un gran impulso al aeropuerto de El Prat y es, junto con la tercera pista y la nueva torre de control, una de las obras emblemáticas de la ampliación iniciada en el año 1999.

La nueva terminal podrá prestar servicio a más de 30 millones de pasajeros y, cuando esté a pleno rendimiento, permitirá a todo el aeropuerto acoger a unos 55 millones de pasajeros, además de poder efectuar hasta 90 operaciones a la hora.

La T-1, diseñada por Ricardo Bofill con forma de espada, tiene un presupuesto de 850 millones de euros y una superficie global de 525.000 metros cuadrados, equivalente a unos 850 campos de fútbol, frente a los 121.600 metros cuadrados de la Terminal Norte.

Preguntado por las difíciles relaciones de la anterior ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, con el gobierno catalán, ha asegurado que él no ha sido nombrado ministro "para hacer propósito de enmienda", pero ha garantizado que el "diálogo institucional y la concertación" marcarán su mandato.