Los diputados volverán a tener agua en sus escaños tras las disculpas de Aguirre por el altercado del pleno de ayer

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La Junta de portavoces de la Asamblea de Madrid revocó hoy la decisión que adoptó en su última reunión en la que decidió que los diputados no contaran con agua en sus escaños en las sesiones de pleno para evitar que un posible derrame pudiera estropear el sistema de votación, como ha ocurrido en varias ocasiones.

Después de que el comienzo del pleno autonómico de ayer estuviera marcado por la trifulca en los escaños debido a que la presidenta Aguirre, en contra de lo acordado, reclamara agua en su escaño, los portavoces, tras recibir las disculpas de la jefa del Ejecutivo autonómico por boca del representante del Gobierno en la Junta, Salvador Victoria, decidieron que el agua volvería a estar presente en las sesiones plenarias.

Así, las votaciones se llevarán a cabo de manera ordinaria y si los servicios de la Cámara perciben algún problema en el sistema electrónico, las votaciones se llevarán a cabo a mano alzada.

La portavoz de IU, Inés Sabanés, consideró que Aguirre fue la máxima responsable al comenzar la trifulca, mientras que la socialista Maru Menéndez dijo que la presidenta "impuso su decisión" y el portavoz adjunto del PP Juan Soler alegó que la presidenta "desconocía" la decisión de la Junta.

Sabanés explicó que el representante del Ejecutivo en la Junta de Portavoces Salvador Victoria pidió hoy disculpas a los portavoces en nombre de la presidenta, alegando que Aguirre "no era consciente de que no hubiera agua formara parte de un acuerdo".

ESPECTÁCULO

"Aceptamos las disculpas, no se va a mover más la situación", señaló Sabanés, que destacó que ellos también hacen una "reflexión crítica". En esta línea, consideró que "la primera responsabilidad la tiene la presidenta del Gobierno, que lideró la agitación" y que abrió el pleno con un "espectáculo" con el tema del agua. Asimismo, apuntó a "una responsabilidad de la presidenta de la Cámara (Elvira Rodríguez), que no tuvo la suficiente fuerza para llamar al orden como si hubiera sido otro diputado".

La portavoz socialista en la Cámara, Maru Menéndez, consideró que la Asamblea de Madrid dio "un espectáculo lamentable protagonizado por una decisión de la presidenta del Gobierno de la Comunidad, que se impuso una vez más" y que "impuso una decisión a la presidenta de la Asamblea". "Debía defender lo establecido en la Junta", consideró Menéndez respecto a la actuación de Rodríguez, que finalmente permitió que el líquido elemento tuviera su hueco en los escaños de los parlamentarios.

Por su parte, el portavoz adjunto del PP Juan Soler dijo que la presidenta Aguirre "desconocía" la decisión de la Junta del 3 de abril y reseñó que la jefa del Ejecutivo madrileño se ha disculpado por la situación de ayer. Asimismo, precisó que "no es sólo responsable la presidenta de la Comunidad", porque "se sumaron muchos diputados, entre ellos muchos del PSOE".