Los empresarios de Guatemala le temen al cierre de los comercios por el estado de la calamidad pública

  • Guatemala, 8 may (EFE).- Los empresarios guatemaltecos cuestionaron hoy el "estado de calamidad pública" decretado el pasado miércoles por el Gobierno por la gripe A y temen que la medida provoque el cierre de comercios y cause desempleo en el país.

Guatemala, 8 may (EFE).- Los empresarios guatemaltecos cuestionaron hoy el "estado de calamidad pública" decretado el pasado miércoles por el Gobierno por la gripe A y temen que la medida provoque el cierre de comercios y cause desempleo en el país.

El presidente de la Cámara de Comercio de Guatemala (CIG), Jorge Briz, aseguró en rueda de prensa que están "preocupados" porque con el "estado de calamidad pública", se ahuyenta la inversión, el turismo y hasta pueden cerrar establecimientos comerciales en donde convergen a diario muchas personas.

"Qué puede pensar un turista español o de otro país europeo cuando lee que en Guatemala hay un estado de calamidad pública: pues no viaja a Guatemala", manifestó el líder empresarial.

Briz consideró que la medida gubernamental es "desafortunada" porque restringe libertades constitucionales como la de acción y locomoción, que son importantes para la vida económica del país.

Según el presidente de la CIG, que tiene más de 10.000 afiliados, un caso de gripe A, van tres hasta la fecha, no amerita que se decrete un "estado de calamidad pública", porque Guatemala tiene 60.000 de VIH, 4.000 muertes de SIDA y entre 10.000 a 15.000 de tuberculosis.

"Nosotros estamos sumamente preocupados porque un alcalde, un gobernador o cualquier autoridad de Salud, puede prohibir cualquier actividad comercial o de espectáculos", aduciendo un riesgo de gripe A, reiteró.

El titular de la CIG, que pertenece a la cúpula empresarial del Comité de Asociaciones Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), afirmó que hay una "intranquilidad enorme" porque los efectos en la economía, que ya está afectada por la crisis mundial, serán negativos.

Briz añadió que los empresarios hacen importantes esfuerzos por generar empleo, pero con medidas como las decretadas por el Gobierno, dijo, no se solucionan los problemas.

A su juicio, ni en Estados Unidos ni México, que han registrado 2 y 45 muertos de gripe A, respectivamente, han adoptado medidas tan drásticas como las de Guatemala.

Si bien comparte que se adopten medidas para que el virus no tenga consecuencias negativas en el país, recalcó que el "estado de calamidad pública" afectará a muchas empresas y puede orillar al país a una recesión económica.

Según el empresario, en Guatemala existe mucha confusión por la decisión gubernamental, que durará 30 días, pero dijo que han instado a sus afiliados a continuar con las actividades normales.

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, ha recomendado a los gobernadores departamentales y alcaldes municipales, la suspensión de todas las actividades que generen aglomeraciones de personas con el fin de evitar la expansión del virus AH1N1.

El presidente de la CIG hizo un llamamiento al Congreso para que rechace la medida gubernamental, la cual, dijo, le "parece atropellada".