Los "gurkha" del Ejército británico ganan el derecho a residir en el Reino Unido

  • Londres, 21 may (EFE).- Tras años de campañas y varios juicios, el Gobierno británico accedió hoy a que todos los soldados nepalíes, conocidos como "gurkhas", que hayan servido en el Ejército británico cuatro años puedan solicitar la residencia en el Reino Unido.

Los "gurkha" del Ejército británico ganan el derecho a residir en el Reino Unido

Los "gurkha" del Ejército británico ganan el derecho a residir en el Reino Unido

Londres, 21 may (EFE).- Tras años de campañas y varios juicios, el Gobierno británico accedió hoy a que todos los soldados nepalíes, conocidos como "gurkhas", que hayan servido en el Ejército británico cuatro años puedan solicitar la residencia en el Reino Unido.

La ministra del Interior, Jacqui Smith, anunció la decisión del Ejecutivo ante el Parlamento, que el mes pasado votó por mayoría -lo que supuso una significativa derrota para el Gobierno- para extender los derechos de residencia a todos los "Gurkha", incluidos los que se jubilaron antes de 1997.

En esa fecha, el Reino Unido traspasó a China la soberanía sobre la ex colonia británica de Hong Kong, en la que estaba la base del regimiento "Gurkha", que posteriormente se trasladó a Inglaterra.

Los soldados nepalíes que se jubilaron antes de esa fecha no tenían los mismos derechos de residencia que sus colegas que habían servido ya con base en territorio inglés, una situación discriminatoria que hoy se resolvió.

La conocida actriz Joanna Lumley, que lideró una campaña en defensa de estos reputados soldados, agradeció hoy el cambio de política del Gobierno, que hasta entonces había resistido extender los derechos.

Miles de "Gurkhas" jubilados podrán ahora quedarse o trasladarse a vivir al Reino Unido si lo desean, según indicó ante la Cámara la ministra Jacqui Smith, quien alabó la labor de estos soldados que "han servido al Reino Unido durante generaciones con gran coraje, sacrificio y distinción".

Los "gurkhas" han luchado junto a las fuerzas británicas durante doscientos años, y han participado en conflictos como la guerra de las Malvinas, que en 1982 enfrentó al Reino Unido y Argentina.

Se calcula que unos 200.000 de ellos lucharon con las Fuerzas Armadas de este país durante las dos guerras mundiales.