Lula dice que Brasil está recuperándose y saldrá fortalecido de la crisis

  • Río de Janeiro, 27 abr (EFE).- Brasil ya está recuperándose de la crisis económica global y es uno de los países con más posibilidades de salir fortalecido tras la superación de la actual coyuntura, dijo hoy el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en su programa semanal de radio.

Río de Janeiro, 27 abr (EFE).- Brasil ya está recuperándose de la crisis económica global y es uno de los países con más posibilidades de salir fortalecido tras la superación de la actual coyuntura, dijo hoy el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en su programa semanal de radio.

Lula, en su programa "Desayuno con el presidente", insistió en que Brasil fue uno de los últimos países en sufrir la crisis y que será uno de los primeros en superarla, y dijo que basaba esa afirmación no en su optimismo sino en indicadores que muestran la recuperación de la economía brasileña.

"Brasil continúa siendo el país con mayores posibilidades de salir de esta crisis muy fortalecido, incluso porque la crisis llegó aquí sin la intensidad con que llegó a Estados Unidos o a Europa", afirmó el mandatario.

"Estamos mostrando que Brasil estaba más preparado para enfrentar una crisis y eso no es reconocido apenas por mí. Eso es reconocido por todas las instituciones multilaterales de financiación, por todos los gobiernos y por el sistema financiero internacional", agregó.

Lula citó diferentes indicadores que muestran una paulatina recuperación de la economía brasileña tras la retracción del 3,6 por ciento que sufrió el país en el último trimestre del año pasado.

Aseguró que la industria de automóviles produjo en marzo de este año mucho más que en el mismo mes de 2008, que el banco estatal Caixa Económica Federal firmó en el primer trimestre de 2009 más contratos que en el mismo período del año pasado y que el Gobierno aumentó el ritmo de ejecución de su millonario proyecto de inversiones en obras de infraestructura.

"El comercio aumentó. El comercio no disminuyó en Brasil. Las personas están comprando", agregó.

"Estamos, sin ningún optimismo, viendo mejorías en la situación de la economía brasileña", dijo.

El jefe de Estado atribuyó esa mejoría a las diferentes medidas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis, que también detalló, especialmente las destinadas a aumentar el crédito y las inversiones públicas.

"Demostramos que era necesario hacer más inversiones. Antes, cuando había una crisis, el gobierno paraba de invertir y aumentaba los intereses, y la crisis se agravaba porque no había crédito", aseguró.

"No existe milagro. Existen medidas concretar para motivar al consumidor brasileño a consumir, al comercio a vender y a la industria a producir. Eso va a generar empleo y renta", dijo.

Pese a su mensaje optimista, Lula dejó claro que Brasil tiene que estar consciente de que la crisis "es profunda y delicada" y que "necesita continuar actuando de la forma como está actuando para poder salir lo más rápido posible de ella".

Dijo que también hay que esperar una recuperación de EEUU, Europa y Japón, debido a que son grandes importadores y consumidores de los países producidos por Brasil y a que, cuando las grandes economías están bien, las otras también tienden a estarlo.