Madrid pone énfasis en su solvencia económica y en la unidad política

  • Madrid, 7 may (EFE).- Madrid ha puesto énfasis hoy ante la Comisión de Evaluación en que su candidatura para ser la sede de los Juegos de 2016 es solvente económicamente, cuenta con unidad política, está apoyada por el 86 por ciento de los españoles y tendría ventajas fiscales para el COI.

Madrid, 7 may (EFE).- Madrid ha puesto énfasis hoy ante la Comisión de Evaluación en que su candidatura para ser la sede de los Juegos de 2016 es solvente económicamente, cuenta con unidad política, está apoyada por el 86 por ciento de los españoles y tendría ventajas fiscales para el COI.

La cuarta jornada de la visita de la comisión, que hoy ha presidido el taiwanés Ching-Kuo Wu debido a un viaje inesperado a su país de la marroquí Nawal El-Moutawakel, ha comenzado con la felicitación de los comisionados a la ciudad por las instalaciones deportivas que les fueron mostradas el miércoles.

De la solvencia económica de la candidatura, les ha hablado después Juan Antonio Samaranch hijo, miembro del COI, que ha sostenido que Madrid puede organizar los Juegos Olímpicos de 2016 "con crisis o sin crisis" porque "la mayor parte de las inversiones ya están hechas".

"Nuestros ingresos serán en dólares en un 70% y nuestros gastos en euros en un porcentaje aún superior. Cómo hacer balance de los tipos de cambios es muy fácil de contestar: no se puede. Es un riesgo natural, que existe, pero que a través de mecanismos conocidos como los seguros de cambio se puede minimizar", ha afirmado Samaranch.

Posteriormente, el consorcio que formarían las administraciones para la organización de los Juegos se ha mostrado como un concepto de difícil comprensión para los miembros de la comisión, que ya hicieron varias preguntas al respecto el pasado martes y que hoy han insistido en el tema.

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, ha vuelto a explicar este modelo organizativo basado en un consorcio entre las administraciones estatal, regional y municipal, al que se unirían el Comité Olímpico Español y las entidades privadas que quisieran hacerlo.

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, por su parte, les ha garantizado que quien gobierne en la Comunidad en 2016, con independencia del partido al que pertenezca, va a apoyar y a respaldar "con el mismo entusiasmo y determinación" que lo hace ella en la actualidad los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

Al tiempo que el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha manifestado el "respaldo absoluto" del Gobierno a la candidatura madrileña, y, en esta línea, ha dicho que "cuando hacemos las cosas juntos en España, tenemos una potencia extraordinaria como país".

La anécdota y el momento más emotivo de la mañana lo ha protagonizado Teresa Perales, la mejor nadadora paralímpica española, que ha cumplido el sueño de conocer a uno de sus ídolos, el ruso Alexander Popov.

Perales le ha asegurado que la ciudad tendrá "totalmente garantizada la accesibilidad" a los discapacitados y que "irá más allá de los requisitos que piden".

En la última sesión se ha hablado de mercadotecnia y se ha hecho un ofrecimiento: todas las rentas que el COI obtuviera de España por la celebración en Madrid de los Juegos de 2016 estarían exentas de tributación a Hacienda.

Mañana se analizarán los capítulos de seguridad, medios de comunicación, servicios médicos y de control de dopaje y, por último, tecnología.

La última jornada de la Comisión en Madrid, que incluye Un almuerzo que ofrecen Don Juan Carlos y Doña Sofía en el Palacio Real, concluirá con una conferencia de prensa de sus integrantes.

A la delegación madrileña se unirá mañana Juan Antonio Samaranch padre, ex presidente del COI, que mantiene "relaciones de confianza" con muchos miembros del organismo tras dirigirlo durante 21 años.

Su hijo ha asegurado que "a nadie se le escapa" que a su padre "le haría mucha ilusión que los Juegos de 2016 fueran en Madrid".

La Comisión de Evaluación cierra en Madrid las visitas a las cutro ciudades candidatas. Las otras tres son Chicago, Río de Janeiro y Tokio.