Mayor Oreja: "Los ciudadanos están acabando con las mentiras en el País Vasco"

SEGOVIA, 14 (EUROPA PRESS)

El número uno de la lista del PP para las próximas elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, afirmó hoy que en el cambio político que está viviendo el País Vasco, con la elección de Patxi López como lehendakari, "los grandes protagonistas son las víctimas del terrorismo y todos los ciudadanos, que están acabando con las mentiras de todos estos años".

Entre esas grandes mentiras Mayor Oreja, que participó esta noche en una convención del PP de Segovia, se refirió a "la idea de que ETA era imbatible" y que el PNV "era parte del paisaje natural del Gobierno vasco".

Para el ex ministro del Interior con José María Aznar, el pacto entre Patxi López y Antonio Basagoiti "debe ser apoyado sin reservas, ya que se trata de una oportunidad histórica", que contrapuso a otros pactos, como el que mantiene el PSOE con Ezquerra Republicana en Cataluña.

En cuanto a las elecciones, para el candidato del PP son "las elecciones de la crisis, una crisis de singular envergadura y lo que no tendría sentido es que no significasen una gran posibilidad para definir la postura de los españoles ante la crisis".

"No son elecciones primarias, son elecciones para confirmar el fin de un ciclo político, el de Rodríguez Zapatero, o para abrir uno nuevo y en ese sentido son unas elecciones decisivas", aseguró.

En sus declaraciones a la prensa, Mayor Oreja eludió pronunciarse sobre el caso Gurtel y la imputación del presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, limitándose a decir que la justicia "dirá lo que tenga que decir, pero éticamente, lo más relevante es la aprobación por parte del consejo de ministros de una ley como la del aborto".

ABUCHEO DE LA COPA DEL REY

Finalmente, el candidato del PP se refirió al abucheo que ayer se produjo en la final de la Copa del Rey, que enfrentaba a Barcelona y Athletic de Bilbao, durante la interpretación del himno nacional, señalando que "se equivocan los que le restan importancia, es un símbolo de crisis".

"Es verdad que el fútbol es el fútbol y los espectadores de un club son hinchas de un club, pero es un mal síntoma, un mal termómetro, y creo que es un error el quitar importancia a un hecho de estas características", sostuvo, para añadir que "no es una casualidad y el hecho de que se pueda producir con naturalidad es un disparate que no se produce en ningún país de la Unión Europea".