Medvédev aborda con el primer ministro noruego la explotación del Ártico

  • Moscú, 19 may (EFE).- El presidente ruso, Dmitri Medvédev, aborda hoy con el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, los planes de explotación de la región del Ártico, que acoge ingentes yacimientos de gas y otros hidrocarburos.

Medvédev aborda con el primer ministro noruego la explotación del Ártico

Medvédev aborda con el primer ministro noruego la explotación del Ártico

Moscú, 19 may (EFE).- El presidente ruso, Dmitri Medvédev, aborda hoy con el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, los planes de explotación de la región del Ártico, que acoge ingentes yacimientos de gas y otros hidrocarburos.

"Nuestros países son septentrionales, árticos. El desarrollo de la región depende de cómo coordinemos nuestras posiciones para el desarrollo del Ártico", señaló Medvédev al recibir a Stoltenberg en su residencia a las afueras de Moscú.

El líder ruso subrayó que el Ártico es "una de las principales líneas de cooperación" entre los dos principales exportadores europeos de gas, según las agencias rusas.

En la misma línea, el primer ministro escandinavo apuntó que Rusia y Noruega están interesados en "aprovechar las oportunidades en el mercado gasístico europeo".

Según informó hoy el diario "Kommersant", Rusia propondrá a Noruega el reparto del mar de Bárents, que podría acoger más de 10.000 millones de toneladas de hidrocarburos.

Noruega desea que el mar se divida salomónicamente en dos, mientras Rusia propone que se trace una línea recta a partir de la frontera terrestre más septentrional entre ambos países.

Otro asunto que enfrenta a Moscú y Oslo es el archipiélago de Svalbard, también conocido como Spitzberg, bajo soberanía noruega y cuyas aguas acogen también grandes riquezas energéticas y pesqueras.

Moscú sólo reconoce la soberanía noruega sobre las doce millas en torno al archipiélago Spitzberg, según la Convención sobre el Derecho Marino de la ONU de 1982 y otros acuerdos internacionales.

Noruega extendió unilateralmente en 1977 su soberanía a la zona de 200 millas en torno al archipiélago Svalbard.

Los dirigentes rusos expondrán a Stoltenberg sus propuestas de continuar sus actividades pesqueras y de investigación en las aguas del archipiélago.

Por de pronto, Moscú anunció recientemente que construirá una nueva base científica en esas islas.

El Kremlin ha expresado en los últimos meses un gran interés en comenzar a explotar los ricos yacimientos árticos, lo que preocupa a los otros países que delimitan con la región, como Estados Unidos, Dinamarca o Canadá.

Rusia alberga pretensiones territoriales sobre la cordillera submarina Lomonósov, que se eleva 3.700 metros desde el fondo del océano Glacial Ártico.

Según los expertos, la zona reclamada por Moscú tiene una superficie de 1,2 millones de kilómetros cuadrados y se cree que acoge una cuarta parte de las reservas mundiales de hidrocarburos.